¿Cómo ser una persona resiliente?

Ser una persona resiliente es algo que en la vida todos queremos ser, pues significa que tendremos una gran capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas mucho más rápido de lo que lo hace una persona normal, además de salir fortalecidos de estos fracasos.

La resilencia nos ayuda a sobrellevar y superar cosas duras de la vida, por ejemplo, tener a un familiar muy enfermo causa sufrimiento, pero si eres una persona resiliente conseguirás llevarlo de buena manera y te hará crecer interiormente. Las personas no nacen siendo resilientes pues al nacer todos somos especialmente vulnerables, sin embargo, con el paso del tiempo de forma espontánea las personas comienzan a serlo, si en tu caso no ha surgido de forma espontánea, no te preocupes también existen algunas maneras de ayudarnos a potenciar la resilencia.

Persona Resiliente
Persona Resiliente

¿Cómo ser una persona resiliente?

Ser positiva:

Si eres una persona positiva afrontarás el futuro con mejor optimismo y nos ayudará a pensar que por muy grande que sea hoy nuestro problema mañana lo será un poco menos, pasado un poquito menos… y con el tiempo saldremos fortalecidos de él. Lo que normalmente conocemos como ver siempre la luz al final del túnel.

Conecta con otras personas:

Si creas buenas conexiones con otras personas ya sean amigos o familiares tus problemas cada vez se harán más pequeños, pues te ayuda a desahogarte y verás que tienen diferentes puntos de vista, es decir, puede que tu veas algo muy negro, pero ellos quizás te hagan ver que puede ser solo gris.

Cuida de ti:

Tener un cuerpo y mente fuerte nos ayuda a estar preparados para cuando nos viene cualquier problema en la vida. Si crees que necesitas practicar ejercicio hazlo, si crees que debes de ir a un psicólogo no lo pienses, tu mente debe de estar siempre fuerte para cuando sea necesario resolver un problema.

Ten confianza en ti mismo:

Confía en tu capacidad para resolver todo tipo de problemas, piensa que eres una persona resiliente que siempre sale airosa de cada conflicto.

Ten esperanza:

La esperanza es lo último que se pierde y en los problemas con más razón. Siempre debes pensar que se va a resolver para ser una persona más fuerte, trata de visualizar lo que quieres en vez de hacerte pequeñito por lo que temes.

Asúmelo:

Muchas personas tratan de huir de los problemas y a la larga es peor. Una persona resiliente es aquella que de una dificultad intentará aprender todo lo posible. Lo mejor es no perder tu objetivo y pase lo que pase te mantengas fuerte.

Practica la conciencia plena:

Las personas resilientes tienen el hábito de estar plenamente presentes, es decir, de vivir en el aquí y ahora. Olvida el pasado pues forma parte del ayer y no pienses en el futuro pues nunca se sabe a ciencia cierta qué ocurrirá mañana.

Por último, recuerda que una persona resiliente es aquella que se enfrenta a todas las adversidades y se sobrepone ante ello. Cuando tengas un problema piensa que pase lo que pase, te recuperarás.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.