Parches de nicotina para dejar de fumar

La OMS (Organización Mundial de la Salud) señala que los parches de nicotina son de gran ayuda para dejar de fumar.


Una de sus ventajas es que la utilización de los parches disminuye al mínimo el síndrome de abstinencia.




Los parches de nicotina son una especie de tiritas grandes que se adhieren a la piel para que la nicotina que contienen sea absorbida por el organismo y así se ayude a controlar el síndrome de abstinencia.


Los parches se pueden comprar libremente en las farmacias, pero es recomendable consultar antes con nuestro médico.

El tratamiento con parches puede durar entre 8 semanas y 3 meses, dependiendo de cada caso. Cada día se coloca un parche nuevo. Se aplica por la mañana y hay que llevarlo durante 16 o 24 horas, según el tipo de parche. Hay que pegarlo en una superficie de piel que esté seca y que no tenga vello (conviene cambiar el lugar donde se pega el parche para evitar escoceduras).

El parche de nicotina funciona liberando cantidades controladas de nicotina, pero se necesitan 2 o 3 días para que tengan un efecto pleno.

Como son impermeables, se puede tomar una ducha sin miedo a que los parches se despeguen. Pero si, por cualquier circunstancia, el parche se suelta, es mejor tirarlo y ponerse otro.

También te puede interesar : Chicles de nicotina ¿son eficaces para dejar de fumar?.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.