Tener una buena SALUD MENTAL es posible

Tener una buena SALUD MENTAL es posible

Afortunadamente, tener una buena salud mental es posible, el día de hoy hablaremos de algunos hábitos que permitirán estar en un excelente estado de salud mental. Tengamos en cuenta que el cerebro necesita de ciertos cuidados, lo mismo que otra parte de nuestro cuerpo.

Es importante que todos aprendamos a prevenir ciertos problemas para garantizarnos un futuro sano, lamentablemente son muchas las personas que no se plantean esto a menudo. Tenes una buena salud mental es muy importante, en los casos que sea necesario siempre se deberá pedir ayuda. Es cierto que no siempre se es consciente de la importancia que tiene hasta el momento en que se pone en peligro.

Mantener el estado de salud mental es tan o más importante que mantener la salud física, resulta paradójico que cuando una persona se siente mal va rápidamente al médico, pero en el caso de tener un problema psicológico no se tiene la misma predisposición para pedir ayuda a un psicólogo o a un psiquiatra. Las personas suelen dejarse superar por las emociones y no hacen nada hasta llegar a algún límite que las haga reflexionar.

La salud mental no se puede ver a simple vista porque se relaciona a lo que se siente, y en muchos casos son síntomas que son subjetivos. Los signos avisan acerca de las enfermedades de tipo físicas, pero en el caso de tener un trastorno psicológico no se llega a ver, este tipo de trastorno tiene una sintomatología interna.

Existen hábitos que se tienen que evitar con el objetivo de mejorar la salud mental, hablemos de ellos.

No desayunar

Siempre se ha dicho que el desayuno es la comida más importante del día, a pesar de ser algo conocido son muchas las personas que no tienen esa costumbre, esto es bastante malo ya que quien no desayuna tiene un bajo nivel de azúcar en sangre.

Los órganos no funcionarán correctamente ya que no sabrán de dónde sacar el azúcar que necesitan, por lo que no llegará la cantidad de nutrientes necesarios al cerebro y este órgano se comenzará a degenerar lentamente. Por otro lado, se tendrá un bajo rendimiento intelectual a lo largo de todo el día.

No descansar lo suficiente

No dormir la cantidad de horas necesarias puede influir en una mala salud mental. Sin la cantidad de horas de sueño adecuadas el organismo no tendrá la capacidad de regenerarse. Muchas personas se van a dormir muy tarde o, como consecuencia del estrés, no llegan a conciliar el sueño. Si dormir mal se convierte en un hábito los procesos cognitivos se verán afectados de una manera muy preocupante. Tener presente que se aconseja dormir un promedio de 8 horas diarias de manera corrida para así poder recuperarnos.

Fumar

El fumar genera que no se tenga una buena salud mental. Una investigación muestra que una persona que se encuentra luchando con los problemas de adicción o de estado de ánimo pueden dejar de fumar de manera segura. El hecho de dejar de fumar se relaciona con una mejor salud mental.

Uso excesivo de dispositivos electrónicos

Usar mucho tiempo dispositivos electrónicos puede ser malo para la salud mental de las personas. Esto puede generar insomnio y niveles elevados de ansiedad y de estrés. Actualmente, son muchas las prácticas sociales que se relacionan de manera directa al uso de Internet. Muchas actividades cotidianas se centran en los diferentes artefactos electrónicos desde los que se puede acceder a las redes sociales.

Usar de forma continua la tecnología genera que la persona no aproveche en plenitud el presente, además de generar problemas en la visión, estrés, depresión y ansiedad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.