Consejos para mejorar tu relación amorosa

Está muy bien demostrado que las relaciones saludables aumentan tu felicidad, mejoran la salud y reducen el estrés, la ansiedad y la depresión. Los estudios muestran que las personas con relaciones saludables tienen mucha más felicidad y no se dejan vencer por el estrés. Hay formas básicas de hacer que las relaciones sean saludables, a pesar de que cada relación es diferente.

relacion amorosa

1) Mantén tus expectativas sujetas a la realidad. Nadie puede ser todo lo que deseemos que fuera. Las relaciones saludables significan aceptar al otro como es y no intentar cambiarlas.

2) La comunicación es la base. Hablar y conversar sanamente es esencial para las relaciones saludables.

• Escuche genuinamente. No interrumpas ni planees lo que vas a responder a continuación. Trata de entender completamente la perspectiva y los sentimientos de tu pareja.
• Haz preguntas, así demostrarás que estás interesado. Pregunta sobre sus experiencias, sentimientos, opiniones e intereses.
• Comparte toda la información. Los estudios muestran que compartir información ayuda a que las relaciones se mantengan. Deja que los demás sepan quién eres, tus intereses, opiniones y defectos.

3) Debes ser flexible. Es natural sentirse incómodo con los cambios. Las relaciones saludables permiten el cambio y el crecimiento. Tienes que estar dispuesto a evolucionar y cambiar errores para el bienestar de la pareja.

4) Siempre debes ponerte en primer lugar. Las relaciones saludables son recíprocas, con espacio para las necesidades de ambas personas, pero es importante que no pierdas quién eres en realidad. Este punto puede ser confuso para algunos. Si, debes estar dispuesto al cambio, pero no a la sumisión completa bajo las reglas del otro. Una relación estable y sana tiene un ida y vuelta donde cada integrante sabe a la perfección quién es y qué quiere.

5) Sé confiable. Si haces planes con tu pareja, no los abandones. Si asumes una responsabilidad, debes completarla. Las relaciones sanas son dignas de confianza, un valor primordial.

6) Mantén tu vida en equilibrio. Otras personas ayudan a que nuestras vidas sean satisfactorias, pero no pueden satisfacer todas tus necesidades. Encuentra algo que te interesa o apasione y participa. Las relaciones saludables tienen espacio para actividades y relaciones externas.

7) Es un proceso. No comenzarás una relación de una manera perfecta. Siempre cabe la posibilidad de errar y volver a intentar. El respeto es muy importante y no debe romperse, pero esto no significa que tu pareja tenga que ser perfecto, y mucho menos tú. Todo se basa en aprender a ser mejor.

8) Debes saber que algunos problemas no se resuelven fácilmente. No todas las diferencias o discusiones se pueden resolver. Ambos son personas diferentes y es posible que sus valores, creencias, hábitos y personalidad no siempre lleguen a un punto en común. La comunicación contribuye en gran medida a ayudarlos a comprenderse y abordar las inquietudes, pero algunas cosas están profundamente arraigadas y es posible que no cambien definitivamente. Es importante que descubras por ti mismo lo que puedes aceptar o cuándo una relación ya no es saludable para ti.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.