Consejos para Aliviar el Sentimiento de Culpa

El sentimiento de culpa puede darse en distintos momentos de la vida. Todos somos vulnerables de cometer acciones de las que no nos sentimos orgullosos. Y la culpa resulta sana porque nos ayuda a hacer examen de conciencia, nos permite cambiar actitudes y crecer como personas. Sin embargo, el peso de la culpa se hace crónico si no desconectas de aquello que te hace sufrir. ¿Cómo aliviar, en ese caso, el sentimiento de culpa? En Psicología y Autoayuda te lo contamos.

Consejos para Aliviar el Sentimiento de Culpa

Consejos para aliviar el sentimiento de culpa

  • 1. Tómate un tiempo para meditar. Busca un espacio de silencio y simplemente, intenta estar y sentir. El ritmo de vida moderno puede llevarte a estar estancado en la culpa, sin embargo, el silencio cura las heridas del alma porque crea unas condiciones óptimas para escuchar la voz interior.
  • 2. Llora si lo necesitas, desahógate. Expresa ese malestar. Y aprende de esa actitud que te ha hecho sufrir para no seguir alimentándola.
  • 3. Abraza a tu niño interior porque necesita tu amor para seguir viviendo con esperanza. Y la culpa aplasta a esa parte infantil que late en tu interior.
  • 4. Todos los seres humanos cometen errores. Y tú no vas a ser una excepción por mucho que te esfuerces. Una cosa es caer una y otra vez en la misma piedra y otra muy distinta, aspirar al ideal de no sufrir.
  • 5. Proyecta nuevas ilusiones y propósitos de futuro. La culpa te empuja hacia atrás en lugar de hacia adelante. Y sin embargo, tu felicidad y tu potencial reside en el ahora y en el mañana. Aprende a fluir con la vida, intenta cerrar los ojos, tomar aire y relajarte. Después, pon la mirada en la belleza del mundo que sale a tu encuentro.
  • 6. Tal vez te culpes por una acción que no causó un bien. Por esta razón, intenta compensar aquella acción con la realización de un bien en el presente.

Imagina que la culpa es como una piedra que puedes lanzar con todas tus fuerzas hacia el agua del río. Realiza este ejercicio visual de lanzar este sufrimiento con todas tus fuerzas para que se ahogue en el agua. La culpa está en ti pero tú puedes colocarla en otra parte a través de ejercicios visuales que son una metáfora de la felicidad. Si sufres por la culpa de haber herido a una tercera persona, pídele perdón. Mírale a los ojos. Existe una película profunda sobre el valor del perdón: “Noches de Tormenta”, protagonizada por Richard Gere y Diane Lane. La historia reflexiona sobre una negligencia médica.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies