Cómo Desarrollar tu Fuerza de Voluntad Sin Excusas

Somos expertos en ponernos excusas que dificultan nuestra fuerza de voluntad. Por ejemplo, es frecuente que ante el deseo de iniciar un nuevo proyecto o la obligación de hacer un recado, surja el pensamiento de “lo haré mañana”. La fuerza de voluntad se perfecciona o se debilita, dependiendo de los hábitos que fomentas en tu vida. De vez en cuando, nos viene bien recordar aquello que es evidente en apariencia para ponernos las pilas en cuestión de voluntad.

Cómo Desarrollar tu Fuerza de Voluntad Sin Excusas

Cómo desarrollar tu voluntad

  • 1. ¿A qué persona de tu entorno admiras por su constante capacidad de trabajo y superación? Entonces, cada vez que tengas una duda, intenta imaginar qué haría esa persona en tu lugar. Intenta proyectar este ejercicio de empatía en tu mente.
  • 2. Integra el deporte en tu vida porque esta disciplina es la mejor para ser constante y tener voluntad más allá de las dificultades. A través del deporte descubrirás que puedes ir más allá de tus propios límites y superar grandes barreras.
  • 3. Deja de lado el síndrome del impostor. Ese síndrome que lleva a quien lo sufre a creer que nunca está a la altura de las circunstancias. No seas tan exigente contigo mismo. Valora tus fortalezas porque son un buen punto de apoyo para salvar las dificultades.
  • 4. No podrás avanzar si no descansas. Es decir, por mucho que te guste trabajar, tienes que marcar un límite a tus horarios para desconectar de lo laboral y retomar la jornada con nuevas expectativas renovadas. En la actualidad, el descanso resulta todavía más complejo ya que muchos trabajadores no desconectan del teléfono y de las novedades del correo electrónico durante el fin de semana. Intenta realizar excursiones a la naturaleza durante el fin de semana, conecta con el valor de lo natural y respira el aire puro.
  • 5. Márcate un propósito para cada día, esta es la mejor filosofía de desarrollo personal. Es decir, dar pasos hacia delante pero tomando conciencia de que en el día de hoy puedes alcanzar pasos importantes.
  • 6. El primer paso es el más difícil, el que más cuesta. Una vez que has dado ese primer paso, todo fluye mejor. Por tanto, ten esta perspectiva de superación.
  • 7. Tanto los éxitos como los fracasos son más dulces cuando tienes con quién compartirlos. Por tanto, no te encierres en ti mismo porque te será de gran ayuda contar con recursos de apoyo, amigos y compañeros de viaje que te ofrecen una palabra de ánimo cuando más lo necesitas.
  • 8. El éxito es fruto del trabajo y no de la suerte. Por tanto, es muy importante que trabajes con constancia para centrarte en todo aquello que puedes realizar.

Existen enemigos naturales  de la constancia, uno de ellos es la pereza. No significa que la pereza sea negativa sino que si alimentas este sentimiento en exceso, entonces, corres el riesgo de no llevar ningún proyecto a término al guiarte por la ley del apetecer. Es decir, fortalecer la fuerza de voluntad significa comprender que el deber es un valor en sí mismo y que no existe mayor satisfacción que la responsabilidad del deber cumplido.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.