6 Situaciones que Odias de la Navidad

Estas son las seis situaciones que vivirás en Navidad aunque no te gusten nada. ¡Toma nota con mucho sentido del humor!
6 Situaciones que Odias de la Navidad

La Navidad es una época del año llena de tópicos. Tópicos que, en algunos casos, te gustaría no vivir. Desde la perspectiva del humor, en Psicología y Autoayuda enumeramos esta lista de ideas.

1. Familiares comodones

Mientras que algunos familiares asumen el papel principal en la organización de los preparativos de la cena de Nochebuena o la comida de Navidad, hay otros que parecen no percatarse de que todo lleva un esfuerzo y que la mesa no está lista por arte de magia. De este modo, se producen roles desiguales en las fiestas que suponen un infinito cansancio para algunos, y un relax absoluto para otros.

2. Muchas felicitaciones pero pocas personales

En la era de las nuevas tecnologías es muy posible que termines cansado de recibir vídeos y mensajes de felicitación en cadena, mensajes enviados a todos los contactos, sin embargo, esos mensajes te resultan totalmente impersonales porque no están dirigidos a ti de un modo individual. Te gustaría recibir más palabras que muestran la conexión del tú a tú.

3. Kilos de más en Navidad

Cada año se repite la misma historia. Te prometes moderarte en los dulces navideños y en los menús interminables que son deliciosos pero poco digestivos, sin embargo, cada Navidad de tu vida se repite la misma historia y en cuestión de unos días pasas de la mesa de Navidad al gimnasio para bajar los kilos que has subido por los excesos de fin de año.

4. Gastos excesivos

Desde el punto de vista del presupuesto, aunque sabes que las rebajas están a la vuelta de la esquina, haces excepciones a la norma y gastas más en Navidad, algo que te pasa factura en tu bolsillo. Sin embargo, son derroches que te alegran la vida en un primer momento puesto que la Navidad solo se celebra una vez al año.

5. Regalos que no te gustan

Esta es una de las situaciones más incómodas. Recibir regalos de familiares que con todo el cariño han elegido algún detalle para ti, y sin embargo, no han acertado en tus preferencias de regalo. Sin embargo, simulas que esa sorpresa te ha encantado. Y finalmente, terminas con una lista de regalos que no utilizarás y te preguntas cómo esos familiares que te conocen desde hace tanto tiempo no pueden acertar un poco mejor con sus detalles.

6. Amas y odias la Navidad a partes iguales

Hay muchas cosas que no te gustan de la Navidad y esto te lleva a quejarte hasta el infinito. Sin embargo, existen otros muchos detalles que sí te gustan de la Navidad. Detalles que te producen el efecto contrario. Y esto te lleva a vivir la Navidad en una especie de noria en la que todo cambia en función del estado de ánimo del momento y de la perspectiva de cada situación. Tal vez no te guste la Navidad, sin embargo, una vez inmerso en ella, sientes cierta nostalgia cuando se terminan.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.