Como superar el exceso de amabilidad

Para poder superar este tipo de problemas que surgen con la amabilidad excesiva, el primer paso es aprender a decir no. Si eres capaz de no hacer que realmente no te apetece hacer, estarás mucho más cerca de superar un poco esa amabilidad que realmente no disfrutas.  Comienza negándote con cosas pequeñas y sencillas; un vaso de agua, un café…images

No hace falta que digas NO, gritando y con mala cara, con un “lo siento pero creo que no puedo” es más que suficiente.  Por medio de pequeñas negaciones, irás recuperando el control de tu vida y lo que quieres hacer.

Debes quitar de tu vida, los sentimientos de culpabilidad para que no se queden dentro de ti siempre. Dar a los demás, es un acto altruista, no tienes la obligación de estar dando si realmente no te apetece hacerlo. Si le das demasiado a alguien, al final no te pedirán las cosas, sino que todo el mundo terminará exigiendo cosas que no le corresponden. En ese punto entras tú, para decir hasta aquí.

Cuando se tiene una relación de pareja, esto se puede realmente insostenible, ya que la persona que es extremadamente amable, tarde o temprano terminará espantando a la que no lo es.

Debes aprender que tus necesidades son tan válidas como las necesidades de los demás, por lo que no puedes dejar que nadie pase por encima de ellas, al igual que tu no dejas que nadie pase por encima de las suyas. Sois iguales. Esto, también te ayudará  a que no vivas en un estrés constante y dejes que tu mente se relaje con los demás. Arreglar la vida de los demás, no es tu prioridad.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.