¿Cómo aumentar el amor propio?

El amor propio es un rasgo muy importante a la hora de forjar la personalidad de las personas. Representa el grado de aceptación, respeto, auto percepción, valores y pensamientos que tenemos respecto de nuestra propia persona y la relación con los otros. Es muy común encontrar libros enteros dedicados a las frases de amor propio, y a otros consejos y reflexiones que buscan ayudarnos a forjar esta característica en nuestro día a día.

Amor Propio

¿Qué son las frases motivacionales?

Con este término se denomina a aquellas frases que buscan hacernos reflexionar acerca del amor propio y sobre cómo aceptarnos con nuestros defectos y virtudes. Las frases motivacionales podemos encontrarlas en canciones, poemas, charlas cotidianas e incluso en libros o diálogos de películas. Algunas de las más extendidas incluyen:

“Tomate un momento y aprecia lo increíble que eres”

“Una persona no puede estar cómoda si no se acepta como es”

“Si quieres que tus deseos se cumplan, ¡despierta!”

Este tipo de comentarios para fomentar el amor propio y la motivación, no son exclusivos de los adultos y la reflexión sobre su presente. También son muy importantes las frases de motivación para niños, porque los ayudarán a entender que los errores son procesos de aprendizaje, que siempre pueden seguir mejorando sus habilidades, que pedir ayuda no está mal, y que lo importante es forjar una personalidad amable y empática, y no despreciar a otras personas por sus incapacidades. Entre las frases motivacionales más extendidas para niños y niñas, encontramos algunas como:

“Ninguno de nosotros es tan inteligente como todos nosotros” (Busca generar confianza y trabajo en equipo, forjando una individualidad que reconoce en el colectivo la verdadera fuerza).

“Todo lo que no sabes es algo que puedes aprender” (una frase central para animar a los niños y niñas a no sentirse fracasados al fallar o desconocer algo. Busca reforzar la curiosidad y el deseo de aprender en los más pequeños).

“Los errores sirven para aprender mejor” (en el mismo sentido que la frase anterior, busca reforzar la capacidad de resiliencia en los más pequeños y no asustarlos ante el error o las equivocaciones).

“El experto en algo, alguna vez fue principiante” (nadie nace con los conocimientos incorporados, siempre hay un momento en el que debemos aprender. Si bien hay personas con mayor facilidad para el aprendizaje de determinadas habilidades, eso no nos tiene que desanimar).

Todas estas frases motivacionales, sean para adultos o niños, están orientadas a crear personas capaces de reconocerse valiosas aún en las falencias. Nadie es perfecto, y solamente a través de la experiencia y el aprendizaje, en una sociedad donde colaboramos y nos ayudamos mutuamente, podremos desarrollarnos plenamente como individuos. De lo contrario, estaremos tratando de forzar identidades incapaces de aceptar el error, violentas y despreciadoras de todo aquello que no hace las cosas de manera correcta o acertada de buenas a primeras.

El amor propio es reconocernos con errores y falencias, pero siempre trabajando con espíritu proactivo para mejorar y ofrecer la mejor versión de nosotros mismos. Por eso, de cara al año que comienza, hay que ponernos como objetivo ser todavía mejores, pero siempre reconociendo que el otro también puede necesitar ayuda o ayudarnos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.