Cómo detectar los síntomas de la depresión post parto

Cuando una mamá tiene un bebe todo el mundo espera que ella viva feliz, irradie alegría y tenga siempre una sonrisa en la cara. Sin embargo, esto en muchas ocasiones no sucede. Todas las mamas son felices de tener a sus hijos, pero algunas de ellas sufren depresión post parto y esto incluso puede hacerlas sentir peor.

Depresion Post Parto

Debemos distinguir entre tener mucho cansancio porque él bebe llora, no nos deja dormir y nuestro estilo de vida a cambiado por completo cosa que es normal y los síntomas de una depresión que si no tomamos en serio puede acabar muy mal.

¿Cuáles son los síntomas de una depresión post parto?

Anemia o alteración de las hormonas:

Si sospechamos que puedes sufrir depresión debes de realizarte unos análisis de sangre, pues en muchas ocasiones se debe a una anemia o a una alteración de las hormonas tiroideas.

Una mala experiencia en el parto:

Todas soñamos con tener el parto perfecto, que sea de una horita y listo, pero la realidad es que eso suele suceder muy pocas veces. Si ha sido un parto muy largo, han tenido que usar fórceps, ha terminado en cesárea o él bebe ha tenido algún problema, es mucho más probable que la mama sufra depresión post parto.

Falta de sueño y agotamiento:

Recuerda que eres una mama y no superman, si necesitas ayuda, pídela. No tienes que llegar a todo, si la casa está sucia no pasa nada, el mundo no se acaba por no fregar los platos o por no doblar la ropa. Cuando tu bebe sea más mayor ya lo tendrás todo recogido.

Nadie llevamos bien el no dormir, pero para muchas personas es algo primordial y si día tras día no lo consiguen pueden sufrir una depresión. Por ello, mi consejo es que trates de dormir cuando el bebe duerme, todo lo demás puede esperar, primero tu bebe y tu salud.

Consejos para evitar la depresión post parto:

Si sientes que estas tan cansada y agobiada que en cualquier momento puedes sufrirla, es ideal que sigas estos tips:

Sal a caminar, haz ejercicio suave, saca al bebe a que le dé un poco de aire y verás cómo te sientes mejor.

– Di no a las visitas, a veces parece que es ser borde, pero para nada, recuerda una vez más que lo importante sois vosotros. Muchas veces las mujeres se sienten muy agobiadas porque va a venir la visita y no tenemos la casa recogida o va a venir la visita y no me apetece darle el pecho delante de ellos… puedes decir por ejemplo que hasta que no pase un mes no quieres visitas y de esta manera todos ganareis.

Habla con otras mamás, seguro que tenéis muchas ocas en común y así podéis desahogaros.

Y sobre todo pide ayuda ya sea profesional porque estés siempre triste… como ayuda a un familiar o a un amigo, para pedir que te traigan la compra, saquen al perro, muchísima gente estará encantada de ayudarte.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.