Hipnosis, mitos, verdades y beneficios para múltiples trastornos

La hipnosis es una de las terapias alternativas que en piscología tiene una gran aceptación, pero también un fuerte número de detractores. Por eso, hoy nos sumergimos en la historia de esta práctica y en el análisis de cuáles son las enfermedades y trastornos en las que la hipnosis puede ser útil para afrontar complicaciones en la vida cotidiana. En España, es una práctica muy habitual, y existen expertos de de hipnosis en Barcelona que se dedican tanto al tratamiento como a la formación mediante cursos y jornadas de formación para que las herramientas que la psicología recibe de la hipnosis no se pierdan.

hipnosis 1

Dolores fisiológicos y psíquicos atendidos con hipnosis

La utilización de la hipnoterapia está altamente documentada, junto a sus efectos positivos, en casos de dolores crónicos y agudos puramente fisiológicos. Pero también como herramienta para trastornos psicológicos de amplio espectro. Desde ataques de ansiedad o problemas para dormir, hasta terapias que se valen de la hipnosis para abordar el tabaquismo o la obesidad.

La hipnosis debe ser entendida como un proceso natural, inherente al ser humano. Se trata de la capacidad de focalizar la atención hacia un tema o punto muy concreto de nuestra vida, nuestros recuerdos o nuestra situación histórica y espacial.

¿Cómo trabaja hipnosis?

El proceso de hipnosis en los seres humanos trabaja con el entendimiento del cerebro inconsciente, la zona más enlazada con los sentimientos y con respuestas automáticas a situaciones que nos afectan en la vida cotidiana. De acuerdo a estudios de la corteza cerebral, el hemisferio derecho es el que almacena la información a lo largo de nuestra vida, y en sesiones de hipnosis es la zona con mayor actividad, rescatando desde el fondo de nuestra mente ideas, sensaciones y situaciones que han quedado en nuestro inconsciente y que marcan nuestra personalidad y nuestra forma de afrontar la vida, aún sin que lo sepamos.

Tipos de hipnosis

Existen dos técnicas diferentes de hipnosis entre las más extendidas en el mundo. Por un lado, la hipnosis clásica , con un enfoque directivo y general, que aplica sugestiones específicas y claras sobre el tema que preocupa al paciente. Este tipo de hipnosis es la que las personas tienden a identificar más claramente por verla representada en series de televisión, con frases y técnicas que incluyen el famoso “poco a poco sentirás que el brazo te pesa más, y más”.

La otra técnica de hipnosis se denominada “hipnosis ericksoniana”, y se aplica a través de metáforas cortadas a la medida del paciente y su aflicción. Ayuda a generar una conexión entre el paciente y su problema, trabajando mediante el simbolismo que remite al inconsciente de una forma más efectiva, de acuerdo a los profesionales que la aplican. Es una hipnosis más sutil, pero trabaja de la misma forma.

hipnosis 2

Hipnosis, mitos y verdades

A diferencia de lo que muchas piezas de ficción han querido instaurar o mostrar, la hipnosis no es un proceso que haga perder el control o la voluntad al paciente. Tampoco es que el paciente se duerma. El mito más extendido es que a través de la hipnosis podemos hacer cosas que en realidad no queremos, y eso es totalmente falso. No se puede hacer nada en contra de nuestra voluntad, ya que lo único que realmente significa un estado de hipnosis es un estado de focalización atencional elevado.

out of stock
as of 16 septiembre, 2021 2:32
Amazon.es
Last updated on 16 septiembre, 2021 2:32

La evidencia científica ha demostrado que a través del proceso hipnótico, se consiguen beneficios y se pueden afrontar síntomas, trastornos y actitudes que previamente quizás no se podían. De esta manera, el psicólogo puede usar la hipnosis para ayudar a enfocar al paciente y así trabajar sobre los aspectos que generan síntomas negativos.

La hipnosis y el dolor

La hipnosis ha mostrado efectividad en el tratamiento de dolores tanto psicosomáticos (cuyo origen físico no se encuentra y hace peregrinar a los pacientes por un gran número de médicos) hasta dolores crónicos o agudos. La hipnosis permite focalizar la atención y modular el proceso mental para que los niveles de percepción del dolor disminuyan. De esta manera, entender la hipnosis como un proceso terapéutico y analizar sus beneficios es fundamental para elegir la mejor opción a la hora de recomendarlo y utilizarlo para trabajar y mejorar nuestra propia calidad de vida y sumergirnos en el entendimiento de nuestro propio inconsciente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.