Cómo Evitar el Mal Humor en el Trabajo

El mal humor es uno de los enemigos de la salud emocional en el trabajo, sin embargo, este malestar anímico surge, con frecuencia, como consecuencia del estrés y la presión por la búsqueda de resultados. Muchas personas observan el trabajo, únicamente, como un medio de estabilidad económica. Sin embargo, es mucho más que eso: también es un horizonte de felicidad.

Cómo Evitar el Mal Humor en el Trabajo

Tabla de Contenidos

Consejos contra el mal humor

  • 1. Enfócate en cumplir con tu tarea lo mejor posible. El verdadero premio diario surge de la satisfacción del trabajo bien hecho.
  • 2. No te enfoques en aquellos compañeros de trabajo que te transmiten su negatividad porque están enredados en la queja. Comparte más momentos con aquellos compañeros con los que te llevas realmente bien.
  • 3. Muchas personas tienen insatisfacciones pero no toman la iniciativa de hablar con su jefe para poder plantear sus demandas. Por ejemplo, si no estás contento en tu actual puesto, tienes la posibilidad de hacer un cambio. Igualmente, puedes pedir un aumento de sueldo si crees que tu trabajo no está debidamente recompensado. Tomar la iniciativa de plantear estas cuestiones no significa que la respuesta directa vaya a ser un sí, sin embargo, te abres a la posibilidad de negociar.
  • 4. Muchas personas consideran que no es posible hacer amigos en el trabajo. Evidentemente, no todos tus compañeros serán tus amigos. ¿Pero si no encuentras amigos en la oficina, dónde? Pasas tantas horas allí que ojalá puedas decir que has conocido, al menos, a una persona interesante.
  • 5. Ten unas expectativas realistas de lo que implica el trabajo. En cualquier trabajo habrá aspectos que no te gusten. O también, el sentimiento de obligación que implica hacer cosas que no siempre te apetecen.
  • 6. Diferencia entre trabajo y vida personal para evitar que ambos planos se contaminen constantemente.

Cultiva un cambio de actitud

En tu trabajo diario, existen aspectos que no dependen de tu voluntad pero otros sí dependen de ti. Y uno de los más importantes es tu actitud. Intenta ser positivo y no te dejes arrastrar por la corriente del pesimismo. En un contexto laboral marcado por la inestabilidad, también existe espacio para los sueños como muestra el ejemplo de tantos emprendedores que arriesgan de verdad por una idea.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.