Descubra las formas de encontrar el equilibrio entre sus ocupaciones y su vida personal

pareja 1En mundo como el actual en el que la palabra “tener” pareciera ser más importante que disfrutar de la vida, las relaciones interpersonales  son las que resultan más afectadas ya que para poder mantenerlas se requiere de tiempo y dedicación, mismos que ponemos en otras ocupaciones.

Constantemente se escuchan casos en los que las parejas terminan su relación por falta de tiempo, el mismo que sólo fue entregado a producir dinero y no a cuidar del otro.

Es por ello que encontramos con más frecuencia personajes exitosos, con fama y dinero pero ampliamente solitarios, egocéntricos y preocupados sólo por sus necesidades (materiales claro) e inconscientes de sus falencias personales y espirituales.

Ante este preocupante panorama es importante poner en práctica un Plan de Acción que recupere el equilibrio entre las necesidades propias, la relación de pareja, la familia y el trabajo.

 

Tiempo de calidad no de cantidad

Lo primero que hay que plantearse es hacer un cambio radical de estilo de vida que comienza con dedicar mayor calidad de tiempo a los afectos y la relación con uno mismo, de allí en adelante la proyección de este bienestar se dará a los demás.

Comprometerse con una causa y cumplir con las promesas realizadas a la pareja o a la familia (hijos, padres etc), por ejemplo a través de la realización de actividades en conjunto con la atención y el tiempo dedicados exclusivamente a ellos.

No evadir los problemas, hablar de lo que afecta el equilibrio entre la pareja y la familia en el seno del hogar, de esta manera podrán enfrentar en conjunto los problemas, en lugar de evadirlos con la excusa de mucha carga laboral.

 

Retomar el rumbo hacia su objetivo

Detectar e ir eliminando poco a poco lo que le hace perder el objetivo de sus  relaciones, así retomará el rumbo de lo que pretende edificar día a día, que no debe ser otra cosa más que la felicidad propia y la de los que quiere.

Poner al trabajo el valor de lo que realmente es, una manera de conseguir el bienestar propio y de su familia “Trabajar para vivir” y no “Vivir para trabajar”.

Al final de este viaje lo que contará es cómo lo realizó si vivió a plenitud y dio de sí a los demás, no cuánto acumuló en su cuenta bancaria.

 

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.