Controlar las Emociones con Ayuda de los Animales

Las emociones nos invaden durante todo el tiempo. En ocasiones tienen un sentido más ameno y agradable, pero a veces surgen conflictos con un trasfondo más oscuro que nos lleva a sentirnos realmente mal. Miedo, ira, rencor.

Hay que aprender a controlar esas situaciones para que no consigan estropear lo momentos más buenos. Recurrir a las mascotas puede ser muy beneficioso para aprender a sentirse mejor con uno mismo. Una muy buena opción son los pájaros, especialmente los que emiten un canto agradable.

canto canario en casa

Sentirnos mejor con un pájaro como mascota

 

Al acudir a una tienda de mascotas se pueden encontrar multitud de modelos de jaulas para canarios. Hay que escoger una de un tamaño medio y complementarla con todos los accesorios necesarios para cuidar al animal.

La presencia de una mascota en casa puede resultar relajante. Las terapias funcionales con animales de compañía están extendidas por todo el mundo y sus efectos positivos están avalados por numerosos profesionales de prestigio mundial.

Tener el control de las emociones es muy importante para no reaccionar frente a los demás de forma desmedida. Llegar a un punto de inflexión en el que una persona es capaz de soterrar sus pensamientos hasta tal punto que puede neutralizar los sentimientos negativos es muy complicado y para ello se requiere mucho trabajo.

  • Un buen ejercicio es situar una silla frente a la jaula de la mascota y acudir hasta allí cada vez que los sentimientos más molestos empiezan a aflorar. El canto suave y acompasado de los pájaros ayuda a distender la tensión poco a poco.
  • Eso unido a unos ejercicios de respiración puede ser muy útil para conseguir que nos sintamos un poco mejor.

Durante ese periodo de reposo es conveniente desentrañar qué hay detrás de ese dolor. Pensar en ello, recapacitar e intentar encontrar una explicación mentalmente puede añadir luz y hacernos mejorar.

La gente suele reaccionar de acuerdo a lo que ha vivido durante un momento del pasado y muchos problemas emocionales provienen de cuando todavía éramos niños. Poseer un canario o cualquier otro animal de compañía no va a solucionar todos los problemas ni va a conseguir que alguien se sienta mucho mejor, pero el periodo de paz que llegan a ofrecer es un aliciente para empezar a tomarse la vida de una forma más positiva.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.