5 Errores del Envidioso

La envidia no es nunca un sentimiento bueno, ni siquiera cuando se disfraza de la supuesta bondad de la envidia sana. Existen cinco errores importantes que comete la persona envidiosa y que es fundamental evitar para vivir mejor, tener mejor higiene mental y una calidad de vida más alta.

Compararse con los demás

El principal error y el más grave al mismo tiempo que comete la persona envidiosa es compararse con los demás, mirar siempre aquello que hace el otro, aquello que tiene y sentir que ese brillo ajeno es una amenaza personal. El primer paso para avanzar es felicitar a los demás por sus éxitos con total naturalidad. La envidia es una forma de narcisismo insano.

Idealizar la vida de los otros

En relación con el punto anterior conviene destacar que la persona que es envidiosa no solo se compara con los demás sino que también, idealiza la vida de otras personas como si fuesen protagonistas de una película de Hollywood. La vida de los otros parece perfecta vista desde el escaparate de los ojos de la envidia.

Sentir tristeza ante cosas buenas

Otro error básico del envidioso es sentir tristeza por cosas que son buenas en sí mismas, por ejemplo, una buena noticia de un amigo. Es innatural sentir tristeza ante un motivo de felicidad.

No reconocer la envidia

Otro error básico del envidioso es sufrir este sentimiento en secreto, existen personas que ocultan por vergüenza que sienten envidia y así, el incendio interior de la ira y de la frustración crece sin límites. Solo es posible superar un problema cuando se reconoce ante uno mismo. Es decir, puede que logres engañar a otra persona pero nunca a ti mismo.

Mata la amistad y el amor

La envidia es uno de los sentimientos más destructivos en relación con la amistad y el amor. Es decir, es difícil que una relación sobreviva durante mucho tiempo al fantasma de la envidia.


Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.