5 Consejos para Tomar Decisiones Difíciles

Consejos básicos para tomar decisiones difíciles y actuar con sabiduría en cada momento.
Consejos básicos para tomar decisiones difíciles

La toma de decisiones es una constante en la experiencia del vivir. Sin embargo, tomar las mejores decisiones no siempre es una tarea sencilla. ¿Qué puedes hacer cuando sientes que te encuentras ante un reto difícil? En Psicología y Autoayuda te lo contamos.

1. Pide consejo a las personas adecuadas

El reto no termina en el propósito de pedir opinión a terceras personas. Lo verdaderamente significativo es saber a quién pedir esa ayuda. Lo ideal es que sea alguien que con su sensibilidad y empatía ya te ha apoyado en ocasiones anteriores. Incluso aunque los consejos que te dio en su momento no fueron los que finalmente pusiste en práctica, sí fueron valiosos para darte calma o ánimo.

2. Cuidado con las decisiones extremas

Esas decisiones que surgen de forma repentina por el estado emocional de un momento intenso. Por ejemplo, en un enfado. No es bueno ser víctima de los estados emocionales tan cambiantes porque corremos el riesgo de arrepentirnos. Por ello, en ese caso, date un margen de tiempo. No se trata de dejar que pasen los días sin mayor propósito. Por ejemplo, puedes darte un plazo de una semana. El margen varía dependiendo de la naturaleza de ese asunto.

3. Confía en tu criterio

Se trata de tu vida y de tu historia. Por tanto, vas a actuar del mejor modo posible pensando en tu propio bienestar. Piensa en todas las veces que ya has demostrado tu sabiduría para tomar elecciones acertadas a lo largo de tu vida. Ahora trata de aplicar esta autoconfianza al momento presente.

4. Desdramatiza

¿Y si me equivoco? ¿Y si algo sale mal? ¿Y si no elijo la opción correcta? ¿Y si lo dejo mejor para otro momento? Tu mente puede estar muy preparada para boicotear tus ilusiones si te dejas llevar por el miedo. Y este tipo de discurso está muy condicionado por el temor. Por tanto, intenta relajarte y relativizar.

Recuerda el título del nuevo libro de Rafael Santandreu: Nada es tan terrible. Tal vez te cueste creerlo pero es cierto. Mañana será otro día y será mejor, al menos, intenta creerlo. Inteneta poner de tu parte para que eso ocurra. Y el título de este libro puede ser un buen mantra personal para reducir la angustia de esas situaciones marcadas por pensamientos grises.

5. Concreta la acción

Por mucho que te centres en la teoría, en algún momento, tienes que dar el paso al plano de la acción. ¿Y qué vas a hacer en concreto? Imagina que estás en una cuenta atrás de tiempo y tienes que tomar de manera determinante una elección. ¿Qué vas a hacer por ti?

Puede ocurrir que tal vez te encuentres en un momento en el que prefieres reflexionar a solas en lugar de hablar de aquello que te ocurre con terceras personas. En ese caso, toma lápiz y papel y haz anotaciones. Siente el desahogo que te aportan las palabras cuando las pones por escrito.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.