Cinco Consejos para Gestionar Mejor tu Energía

Cinco Consejos para Gestionar Mejor tu EnergíaLa energía de un ser humano es limitada, por ello, el descanso diario de ocho horas es vital para estar bien, tener un buen nivel de concentración en el trabajo y poder hacer frente a la jornada.

En muchas ocasiones, el ser humano puede desperdiciar su energía al utilizarla de la forma inadecuada. En Psicología y Autoayuda te damos las claves para poner remedio a esta situación.

Tips para utilizar mejor tu energía

1. En primer lugar, comienza el día siempre por aquello que es más importante y más urgente. Cuanto antes te liberes de ese peso mejor, el arte de la procastinación se convierte en un peso sobre la espalda que al final, pesa toneladas.

2. Dosifica tu energía. Por ejemplo, es más importante que pongas más atención a esas actividades que son fundamentales para ti, por el contrario, puedes relajarte más al realizar funciones que son más triviales. En la jornada laboral, es importante que reserves el final de la tarde para leer el correo electrónico ya que ese tipo de gestiones, las puedes hacer sin demasiada concentración.

3. Cuida los descansos no sólo durante la noche, sino también, durante el día: apaga el teléfono móvil mientras estás comiendo, evita las prisas mientras comes, y mastica con calma los alimentos. Disfruta de una siesta o túmbate un rato en el sofá. Disfruta de un baño relajante al final de la jornada. En la primavera, siéntate tranquilamente en un banco de un parque.

4. Deja de lado las malas costumbres de trasnochar hasta tarde entre semana. Es importante ir a dormir antes de las 12 de la noche. Sin embargo, como consecuencia de las nuevas tecnologías, cada vez son más las personas, que se quedan hasta tarde frente al ordenador.

5. Evita rodearte de gente pesimista constantemente, es fundamental que busques compañías agradables. Las emociones también se contagian.  Evita la soledad.

Realiza ejercicio físico

Es importante evitar el sedentarismo porque potencia la pereza, el cansancio y el aburrimiento. Por el contrario, el deporte te ayuda a estar activo, tu energía aumenta después de jugar un partido de fútbol, de tenis, de pádel o simplemente, después de salir a caminar por la ciudad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.