¿Cómo apoyar a un amigo que sufre de depresión?

¿Depresión? Todos a lo largo de la vida sufrimos días o semanas malos en los que simplemente no tenemos ganas de hablar con alguien, y eso está bien según algunos especialistas en el área. Por ello, tomarse un poco de tiempo para el cuidado personal puede ser realmente terapéutico e incluso enriquecedor porque puedes descubrir nuevas cosas de ti. 

Pero alguna vez te has preguntado ¿Cómo apoyar a un amigo que tiene un fuerte dolor emocional?  Si es así este artículo es para ti pues al menos una vez en la vida nos encontraremos con un caso que  pueda afectarnos si no sabemos cómo ayudarlo o simplemente qué hacer. 

Por lo general cuando alguien está mal emocionalmente suele alejarse de sus amigos y otros seres queridos y esto puede ser perjudicial para su salud.

Las personas que están clínicamente deprimidas tienden a sentirse desesperanzadas, en algunos casos inútiles y agotadas por las funciones simples del día a día. La depresión puede afectar muchos aspectos desde el trabajo hasta el sueño y los hábitos alimenticios.

¿Por qué la depresión puede asustar a los amigos?

Lo primero que se puede pasar por la cabeza de un buen amigo que quiere y estima a otro es hablar con él y por supuesto tratar de solventar la situación, pero cuando esto se escapa de las manos lo más recomendable es acudir a un especialista que pueda determinar y conseguir la causa del problema. 

Aunque la depresión no es contagiosa, se puede sentir como si lo fuera según algunos portales del área de psicología pues la identificación y la empatía por nuestros amigos puede hacer que sintamos lo mismo que ellos.

¿Cómo apoyar a un amigo que sufre de depresión?
¿Cómo apoyar a un amigo que sufre de depresión?

E incluso algunas personas pueden llegar a identificarse con un amigo deprimido, y esto puede hacer que se sientan arrastradas a un estado depresivo propio. Este miedo a deprimirse los pone ansiosos y los hace alejarse, aunque saben que su amigo deprimido los necesita.

Cabe destacar que la depresión está catalogada como una enfermedad mental y, al igual que otras enfermedades, no existe una línea de tiempo establecida ni una fórmula mágica para “curar” al paciente. 

Por ello, la presencia de un buen amigo es fundamental pero  no todos se quedan a ayudar, algunos solo critican y los hacen ver como llorones y les da igual. Un buen amigo tratará  siempre de solventar esta situación de raíz y de la mejor manera. 

Claro, no todos los casos son iguales pues a algunos amigos les puede resultar difícil ver a otro con tanto dolor. Este sentimiento incómodo puede llevar a la frustración y a la creencia equivocada de que la persona deprimida «no está tratando» de mejorar por lo que muchos deciden marcharse y no acercarse más a este amigo que tanto lo necesita.

De igual manera, la depresión puede hacer que una persona aleje a los amigos que están tratando de brindarle apoyo. Nuevamente, lo más probable es que sea la depresión la que habla y no los sentimientos reales del amigo. 

Si esto llegara a pasar le sugerimos reunir al círculo más cercano de esta persona que usted tanto ama, luego le invitamos a charlar de él o ella sin prejuicios y sin señalamientos que pueda perjudicar al momento de abordar a este amigo o amiga. 

Eso sí, se debe tener mucha paciencia pues las personas pueden ser difíciles cuando están deprimidas, pero no debemos tomar esto como algo personal, lo que sucede a menudo cuando un amigo está deprimido y tiende a arremeter contra el otro amigo. Es posible que esta persona no sea consciente de que lo que esta haciendo está mal, o de lo que sucede dentro de ella, o puede que ni siquiera le importe.

Por lo antes planteado, le invitamos hacer las cosas paso a paso y de ser posible contactar a un profesional que pueda suministrarle a su amigo lo que tanto necesita, verá que con el pasar de los días su amigo o amiga estará mucho mejor. 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.