Cómo Aumentar la Autoestima en la Adolescencia

Cómo Aumentar la Autoestima en la AdolescenciaLa adolescencia es una de las etapas de la vida más difíciles puesto que representa una etapa de crisis vital en donde el adolescente abre la puerta de un nuevo universo y rompe con la seguridad que sentía siendo niño al considerar a sus padres como héroes. En la adolescencia, cae el mito paterno y materno y el adolescente empieza a ver a sus padres tal y como son, con virtudes pero también, con defectos.

Cómo mejorar la autoestima adolescente

1. El entorno siempre es importante en la vida de una persona pero todavía lo es más en la adolescencia. Los padres tienen que marcar horarios de regreso a casa para que los jóvenes tengan claro el sentido de las normas. Además, para que los progenitores puedan conocer las amistades de sus hijos es útil que den libertad a éstos para que inviten a algún amigo el fin de semana a casa.

2. Es de vital importancia que haya un diálogo constante entre padres y profesores por el bien del hijo y alumno que no siempre se comporta del mismo modo en casa y en el instituto. Los estudios suelen ser motivo de discusión entre padres e hijos, sin embargo, es de vital importancia no reducir los temas de conversación, únicamente, a este ámbito.

3. Como padre, no pierdas la costumbre de reunir a abuelos y nietos alrededor de la mesa el domingo. Si los hijos se distancian de sus padres en la adolescencia también lo hacen de sus abuelos, por ello, conviene buscar planes de grupo que propicien el encuentro.

4. Merece la pena buscar ayuda profesional en caso de que el adolescente tenga algún problema que limite su vida de una forma recurrente. La autoayuda psicológica es efectiva.

5. Elogia a tu hijo en sus puntos fuertes y en sus virtudes. Los padres tienen miedos pero conviene dejar que los chicos se equivoquen por sí mismos y aprendan de sus errores. Utilizar siempre la recurrente frase de “ya te lo dije” resulta agotador.

Signos de depresión

Existen signos de depresión en la adolescencia: tristeza constante, falta de relaciones sociales, apatía, fracaso escolar, aislamiento… Sé observador para analizar cómo se siente tu hijo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.