Me siento solo, qué hago

Me siento solo, qué hago

En ocasiones las personas se pueden sentir solas, esto puede ser por un desengaño amoroso, por la pérdida de un ser querido o porque sufrieron una gran desilusión. En cierto casos podrá pasar que se esté un largo tiempo sin pareja, o que se haya sido rechazado, incluso puede suceder que una persona se sienta sola formando parte de una gran familia.

El tema es que invadirá una sensación de tristeza que es difícil poner en palabras o explicar, la persona se sentirá desconectada del resto del mundo, como si todo lo que lo motivara fuera ajeno a ella y sienten que no les importa a nadie.

El gran dolor que se tiene impide ver más allá de ese momento puntual de sufrimiento. Quisieran compartir sus sentimientos y sensaciones con otras personas pero no hay nadie más. Si alguna vez la persona se ha sentido perdida, abandonada o sin nadie que lo ame, seguramente se sabrá de que se habla.

Todos lo hemos vivido en distintos momentos de la vida. En ciertos casos por una causa realmente concreta, pero en otras oportunidades por la sensación de estar fuera de lugar, sin que nadie llegue a comprender los pensamientos.

Si se piensa fríamente el tema es paradójico, no importa la cantidad de amigos se tengan en las redes sociales, hoy solemos estar más conectados con el mundo que nunca pero a la vez estamos más aislados que en ninguna otra época. Es totalmente normal tener miles de amigos en Facebook, Twitter o Instagram pero no tener a absolutamente a nadie para tomar algo por la noche.

Popularmente se dice que la mejor manera de vencer a un enemigo es conociéndolo, por eso hoy hablaremos de la triste cara de la soledad y de algunas herramientas psicológicas que ayudarán a romper las cadenas y vivir de manera más libre.

Empecemos por dar una sencilla definición de qué es la soledad. Se trata de la circunstancia de estar sin compañía en algún lugar por determinado período de tiempo, ya sea por circunstancias ajenas o por la elección propia. Pero, el sentimiento de soledad es algo diferente.

No se encuentra vinculado con la compañía ni con la cantidad de amigos, la vida en pareja o los familiares que se tengan, sino como se siente la persona respecto a todo eso. Y cuando la soledad se prolonga a través del tiempo las emociones de tipo negativas pueden llegar a ser muy intensas.

La realidad es que la persona nace sola y muere sola. Entonces deberemos cuestionarnos porque nos deprime tanto la soledad, y si no deberíamos estar a gusto con uno mismo. Los seres humanos estamos programados para estar en contacto, se sabe que los animales sociales que se aíslan tienen menos probabilidades de reproducirse y de sobrevivir, por eso siempre tienden a evitar la soledad.

Actualmente sentirse solo es como una alarma que ha pasado de moda. El cuerpo avisa de que alejarse de la sociedad y de la gente amada pondrá en peligro la supervivencia, y si bien ya no se correrá el riesgo de morir devorado por un animal salvaje, no se podrá hacer nada para evitarlo.

Ante esta situación la mente comienza a prepararse para lo peor, comenzando a identificar cualquier señal de alrededor como una posible amenaza.

1 comentario en Me siento solo, qué hago

  1. Dicen que la soledad es mala consejera tienen mucha razon porque a veces te dejas llevar por cuadros depresivos. Muchas la eleccion de permanecer solitario es valida pero no deja de ser egoista y se justifica mejor solo que mal acompañado pero es el miedo a ser lastimado o herido en el orgullo sentimientos o emociones de nuevo. Lo mas aconsejable es luchar contra la soledad no aceptarla de manera permanente volver a salir reir caminar y sentir que no estoy hablando de una pareja pero si estar bien contigo para poder ofrecer al go distinto. Las personas se van por muchas razones que has dejado de hacer o haces para que se alejen de tu presencia. Eso si no mendigar afecto cariño o intentar comprarlo porque es mas triste saber que solo fue el interes no les importa tu tiempo ni espacios compartidos

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.