Cinco Consejos para Frenar las Prisas en la Primera Etapa del Amor

En la primera etapa del amor, cuando te gusta una persona, la prisa suele ser una sensación interna muy potente. Es decir, el enamorado tiene mucha prisa de que la relación vaya a más, de que la historia evolucione en positivo.

Sin embargo, la prisa no es buena consejera y para sentar las bases de una historia real y también, para seguir teniendo el equilibrio emocional, es indispensable frenar ese impulso para dar tiempo al tiempo y dejar que las cosas sigan su propio ritmo.

Si te empeñas en forzar situaciones, porque tu mente va más deprisa de lo que va la realidad, entonces, corres el riesgo de frustrarte y de pasarlo realmente mal. Vive la vida en vez de anticiparte a las cosas.

Cómo tener más paciencia

1. Por mucho que te guste una persona sigue con tu vida. No te centres únicamente en ella. Queda con otras personas, sigue con tus ocupaciones…

2. Piensa en tus experiencias previas y aprende de los errores. No seas un eterno adolescente.

3. Solo si te tomas las cosas con más calma podrás saber si de verdad te gusta la otra persona. Muchas veces, somos víctimas de falsas ilusiones que caen en saco roto como consecuencia de la velocidad.

4. Disfruta de cada pequeño avance que hay en tu historia porque así lo saboreas mucho más que cuando todo sucede de golpe.

5. Aunque tengas el impulso real de tener contacto constante con tu pareja tienes que evitar llamarle cada cinco minutos. Muchas veces, es más constructiva la indiferencia y el silencio a la hora de despertar el deseo en el otro.

La prisa es mala consejera

La prisa es mala consejera en cualquier ámbito de la vida, por esta razón, pon razón al sentimiento porque solo así puedes poner luz a tu corazón. Anímate a disfrutar de la vida porque es una experiencia gratificante amar con la incertidumbre de ir desvelando el camino día a día.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.