Ligar en el supermercado

Cualquier lugar es idóneo para ligar si sabemos aprovechar las ventajas que nos puede ofrecer cada uno.

Si tenemos la paciencia de observar un poco a las personas que acuden a un supermercado, podemos deducir fácilmente muchos datos acerca de ellas y ligar. Por ejemplo, si ves a alguien con una lista, sabes que está casado; en cambio, si está en la sección de los congelados con una cesta, está soltero. De la misma manera si te paseas por la frutería tienes más posibilidades de ligar a un hombre sano.

Quizás la cola del supermercado no parezca a primera vista el sitio con más posibilidades para ligar, pero las cosas suelen ocurrir en los lugares más insospechados.

Para los hombres, el “super” proporciona ocasiones ideales para acercarse a una mujer y mostrarse como un caballero: ceder el turno en la carnicería, ofrecerse para alcanzar ese producto que está en lo alto de una estantería… La caballerosidad nunca pasa de moda y siempre impresiona positivamente a una mujer.

Por su parte, las mujeres también pueden usar sus “armas” en el supermercado: pedir a un hombre, educadamente y con una sonrisa, que te ayude a colocar la caja de la leche en el carrito, preguntarle por algún producto (¿esta bayeta para limpiar el coche será buena?), o que por “descuido” se te caigan las naranjas delante de un hombre que, seguro, te ayudará a recogerlas, son algunas de las maneras con las que conseguirás atraer su atención.

También te puede interesar: Como ligar sin palabras.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.