Consejos para No Convertir el Dolor en Sufrimiento

Consejos para No Convertir el Dolor en Sufrimiento
El dolor se convierte en sufrimiento cuando damos vueltas y vueltas a aquello que nos ocurre, pensamos en lo que nos ha pasado y nos recreamos en el sufrimiento hasta que se transforma en una bola que nos deborda. Es muy importante cuidar de nosotros mismos en situaciones de este tipo para intentar frenar el impacto emocional del dolor cuando experimentamos en presente una situación que nos hiere o incluso, cuando estamos pasando una mala etapa como consecuencia de recuerdos del pasado que afloran con fuerza. En Psicología y Autoayuda te damos las claves para no convertir el dolor en sufrimiento.

Consejos de inteligencia emocional

1. En primer lugar, es positivo marcarnos como reto continuar con nuestra vida habitual a pesar de la tristeza. Salvo en situaciones excepcionales, esto es posible. Y en la medida en que continuamos con nuestra vida normal, estamos normalizando la situación de dolor. Por ejemplo, tras la muerte de un ser querido, el trabajo puede ser una terapia muy saludable para encontrar distracciones y nuevas motivaciones.

2. Es importante pedir ayuda profesional para gestionar ese dolor en caso de que esté interfiriendo de forma notable en el ritmo de vida habitual. Por ejemplo, puede ocurrir que como consecuencia de un sufrimiento anímico, la persona tenga que hacer un gran esfuerzo para iniciar el ritmo de la jornada. Solicitar ayuda psicológica es uno de los primeros medios para recibir auxilios emocionales como consecuencia del dolor.

3. Al quedar con los amigos es positivo no centrar la conversación en una suma repetida de quejas y motivos de negatividad que pueden producir un peso enorme en el ánimo propio y también, en el del amigo. Claro que la amistad es un punto de apoyo muy importante en el sufrimiento y es saludable compartir con los amigos las dificultades de la vida, sin embargo, si conviertes tus preocupaciones en un monotema, entonces, sentirás el cansancio del disco rayado.

4. Observa el ejemplo de aquellas personas de tu entorno a quienes admiras porque mantienen una actitud esperanzada ante el sufrimiento. El ejemplo de aquellas personas que son alegres y vitalistas casi siempre, es una invitación para seguir ese modelo de comportamiento práctico. Además, observar el ejemplo de otras personas también nos ayuda a no encerranos en nosotros mismos y en nuestro propio dolor, al tomar conciencia de cómo, existen muchos modos de comportamiento distintos ante una misma situación.

5. Escribe en tu diario los pensamientos, vivencias y reflexiones que nacen en tu corazón, intentando dotar a tus palabras de un mensaje positivo. Si estás sufriendo por una situación que te hiere recuerda que “esto también pasará”, es decir, ningún dolor del alma es eterno. Y tomar conciencia de ello es muy importante para no transformar el dolor en sufrimiento.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.