Mitos Falsos del Verano

El verano es una de las épocas del año que más tópicos nos regala. Y como adultos, es recomendable que rompamos con muchos de estos estereotipos que dibujan una realidad irreal de esta época del año. En este artículo, enumeramos algunas de estas creencias que debes tachar de tu lista.

Mitos Falsos del Verano

Desmitificando el verano

  • 1. El verano no es la época de mayor felicidad a nivel general y universal. De hecho, son muchas las personas que durante esta época del año echan de menos algunos de los planes que han disfrutado durante el curso o a algunas de las personas con las que quedan habitualmente. Ese puzzle de horarios distintos puede producir cierta incomodidad a quienes en esta época se sienten más solos.
  • 2. En verano tenemos más tiempo libre. Pero en cierta forma no lo tenemos si pensamos en que es en esta época cuando más lo desaprovechamos. Muchas personas inician su descanso con un montón de planes previstos y finalizan sus vacaciones con la frustración de no haber hecho ni la mitad.
  • 3. Los largos días de luz aportan mucha alegría. Sin embargo, el exceso de calor crea unas condiciones muy poco propicias para el bienestar. Y además, no a todas las personas les gusta ir a la piscina o a la playa. El exceso de calor produce pereza, apatía y cansancio.
  • 4. No es necesario irse de vacaciones para tener un verano inolvidable. De hecho, es en esta época cuando podemos redescubrir nuestra casa y nuestra ciudad desde la calma. Para muchas familias, no existe mejor destino de relax que el propio hogar.
  • 5. Los mejores veranos no son los de la infancia. Muchas personas no recuerdan una infancia o adolescencia idílica ya que en esta edad, somos muy vulnerables ante la opinión del grupo. Tu mejor verano es este. Al menos, tienes posibilidades de que así sea.
  • 6. El trabajo es muy gratificante a nivel emocional, especialmente, cuando te gusta aquello que haces. Esto significa que durante el verano es posible echar de menos algunas de esas sensaciones de la oficina. O la actividad de una agenda cultural más activa puesto que en julio y agosto, la agenda de posibilidades es menor.

Vive el verano con realismo

Vive cada día de tu vida con realismo. Y pon el verano en su contexto, pensando siempre en presente. Y viviendo el ahora. Fomentando los planes a corto plazo y buscando los medios de desarrollo personal que mejor se ajustan a tus posibilidades.  Durante el verano surgen amores estivales, pero también es en esta época del año cuando más rupturas se producen.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.