5 Mitos Falsos del Amor Romántico

Aprende a disfrutar del cine romántico con un sentido crítico para no buscar en la realidad un cuento de hadas.
5 Mitos Falsos del Amor Romántico

Las películas románticas son las que tienen un mayor calado social, sencillamente, porque el cine comercial es el que más se ve y se disfruta en taquilla y en televisión. Sin embargo, el lenguaje de la ficción se confunde con frecuencia con la realidad de la vida cuando el amor real nunca es similar al de una peli, sencillamente, porque es real. El cine romántico está lleno de tópicos que conviene desterrar del lenguaje colectivo. ¿Cuáles son algunos de esos tópicos?

1. Media naranja

no necesitas ninguna media naranja porque eres una persona con una mente y un corazón que te dota de una capacidad independiente de vivir y amar. Sin embargo, la idea de la media naranja te hace vivir eternamente a la espera de que ese príncipe ideal o esa princesa de cuento llegue a tu vida.

2. El destino predeterminado

Cada persona tiene una idea de la vida, del guión de los acontecimientos. Sin embargo, sería muy injusto creer en el destino teniendo en cuenta la suerte dispar de las vidas de tantas personas distintas. Es decir, puede ser muy romántico creer en el destino cuando todo en la vida te ha ido muy bien, pero es muy injusto pensarlo cuando la fortuna parece haberse olvidado de tantos seres humanos.

3. El amor de pareja es lo más importante

En algunos casos es muy importante. En otros muchos no lo es tanto. Y existen un montón de caminos distintos para alcanzar la felicidad. Idealizar la plenitud con la vida en pareja es como tener una visión lineal y reduccionista del desarrollo personal. La soledad es antes que el amor de pareja. Y de hecho, la soledad también llega después del amor como muestra la ruptura, el divorcio o la viudedad.

4. No existen finales definitivos

El único final en la vida, es la muerte. Es decir, el día de la boda no es el final de cuento de un noviazgo sino un nuevo comienzo. Esta es una de las razones por las que el amor es tan exigente y requiere de tanto sacrificio y de tanto esfuerzo. Por tanto, cuando te comprometes con una persona, te estás comprometiendo para una historia que no quieres que termine nunca. Y crear momentos inolvidables depende, principalmente de ti. Y también, de la reciprocidad de amar y ser amado en una historia sin límites.

5. Siempre hay dificultades

Es habitual imaginar el ideal del amor como una vivencia serena y estable en una constante de armonía absoluta. Sin embargo, la realidad es que las dificultades forman parte de la vida de los solteros y de las parejas. De hecho, un momento especialmente complejo en la vida de pareja es el primer año de convivencia puesto que la adaptación al estilo de vida del otro puede no resultar sencillo.

Cuando veas comedias románticas, es positivo que marques una distancia clara entre la ficción y la realidad. Es decir, es recomendable que no busques en la vida real ese ideal que muestran cintas como Pretty Woman. Porque corres el riesgo de frustrarte.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.