10 Cuidados frente a la Ansiedad

La ansiedad no es un ingrediente que se cura en unos sencillos pasos. Quienes están en el punto de sufrir episodios de este tipo, deben ser constantes en mimarse y recordar qué es aquello que les hace bien en este momento. No es sencillo, es muy posible que haya momentos de recaída. Sin embargo, la ansiedad también te enseña a conocerte.

10 Cuidados frente a la Ansiedad

10 consejos de cuidado personal

  • 1. Acepta tu vida con sus momentos de luz y las situaciones incómodas. No reprimas la ansiedad, no censures moralmente tus sentimientos, no te reproches nada. No hagas un juicio moral respecto de tu mundo emocional.
  • 2. No te dejes arrastrar por esa sensación de catástrofe que surge en tu mente cuando estás viviendo un ataque de ansiedad. Deja que pase. Quedarás agotado después de uno de estos ataques de ansiedad. Por ello, te recomiendo tomarte el día con tranquilidad. Acuéstate en la cama y descansa.
  • 3. Si tienes la posibilidad de potenciar la búsqueda de un empleo para trabajar desde casa, este entorno de bienestar es especialmente terapéutico para aportar a la oficina el bienestar de tu núcleo de intimidad y seguridad. El trabajo en casa te ofrece una calidad de vida importante, gracias a la flexibilidad de horarios. Trabajarás mucho pero la experiencia es diferente a hacerlo en una oficina física de una gran empresa. Todo es más cercano y familiar en tu propio entorno.
  • 4. Busca el modo de potenciar la luz natural en tu casa. Las personas que sufren ansiedad pueden notar mayores bajones de ánimo durante el invierno, momentos en los que los días son más cortos, y sin duda, se echa de menos la energía y vitalidad de las jornadas interminables del verano.
  • 5. Si tú tienes un huerto o jardín, o un familiar tuyo lo tiene, intenta pasar tiempo en ese espacio e implicarte en rutinas concretas como el cuidado de las flores. Esta es una buena terapia frente a la ansiedad.
  • 6. ¿De qué te sirve tanto preocuparte antes de tiempo por algo que no sabes si va a ocurrir o no? Imagina que tu mente es como una máquina que se enciende o apaga pulsando un interruptor.
  • 7. Es cierto que conciliar agendas con los amigos no siempre es sencillo. Sin embargo, un encuentro breve para tomar algo en una cafetería aunque solo sea una hora, puede darte un respiro, un soplo de aire fresco gracias a la terapia del encuentro interpersonal.
  • 8. Si sufres ansiedad, tal vez te pongas especialmente tenso en los momentos previos a un viaje por el miedo a que algo no salga como habías planificado. Sin embargo, convive con esa dosis de ansiedad y concéntrate en tu objetivo de vivir un fin de semana de relax.
  • 9. Esto que ahora te afecta tanto, dentro de cinco años será algo totalmente secundario. Recuérdalo con más frecuencia.
  • 10. Prepara un baño caliente con productos de belleza para mimar tu piel.

Es cierto que la ansiedad puede ser muy intensa. Sin embargo, es importante que no la vivas como una parte de tu propia identidad.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.