Cómo Controlar la Envidia

Cómo Controlar la Envidia

La envidia suele ser un sentimiento enmascarado en tanto que aquel que siente envidia de otra persona no suele confesar sus sentimientos por las connotaciones negativas que tiene la envidia a nivel social. Sin embargo, el primer paso para poder superar la envidia es reconocerla como tal, es decir, ser consciente de que este sentimiento es un foco destructivo. ¿Qué puede hacer una persona para superar su envidia?

No se trata solo de analizar cómo evitar la rivalidad entre hermanos sino de evitar esta rivalidad en cualquier contexto.

Consejos para ir más allá de la envidia

1. En primer lugar, céntrate en ti mismo pero sin compararte con nadie más. El foco de la envidia es la comparación. En ese caso, recuerda que no conoces la realidad del otro puesto que solo observas el plano exterior. Por otra parte, la felicidad no se puede pesar en kilogramos, por tanto, no se puede establecer una comparación y no se puede saber quién es más feliz. No cometas los errores del envidioso y vive feliz.

2. Márcate tres objetivos positivos que te estimulen. Cuando una persona pierde tiempo en motivos de envidia, está perdiendo un tiempo precioso para invertirlo en un fin más constructivo. En ese caso, márcate metas porque es fundamental vivir con un propósito.

3. Analiza cuál es la causa de tu envidia y qué carencia se puede esconder detrás de la misma. Una vez que identificas el motivo de envidia es más fácil actuar sobre el mismo. Elabora un plan de acción para reforzar la seguridad en ti mismo y reducir el sentimiento de envidia.

4. La envidia muestra la tristeza por el bien ajeno. En ese caso, es positivo evitar el individualismo a través de actitudes de solidaridad puesto que hacer el bien es un gesto de inteligencia emocional que enriquece a aquel que descubre que el bien es un fin en sí mismo.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.