Disfrute del presente a plenitud

disfrute-vida-620x350Uno de los problemas con los que la mayoría de los seres humanos se enfrenta en la actualidad es su falta de conciencia ante lo que ocurre frente a sus ojos, las múltiples ocupaciones del diario así como la invasión de los dispositivos electrónicos, son tan sólo algunos factores que han alejado al hombre de su esencia.

Vivir en el presente

Hoy la mente de casi toda la humanidad se encuentra ocupada en los hechos pasados o imaginando un futuro mejor, en total un 70% de su potencial y tan sólo un 30% lo dedica a contemplar, sentir y se admirar lo que sucede en su presente.

Consejos

Para volver a recuperar esta conexión real con el mundo y de paso aliviar  la ansiedad, el temor, la depresión y hasta el stress, es importante recuperar este principio a partir de algunas claves que lo hagan retornar a la anhelada sanidad mental, tan escasa hoy por hoy.

Concéntrese en el hoy y el ahora

En primer lugar hay que dirigir la mente hacia lo que está sucediendo hoy y ahora, desde contemplar la ventana, admirar el paisaje o salir al parque más cercano sin ningún aparato y prestar atención a todo lo que sus sentidos puedan percibir. Sanear poco a poco su mente a través del reemplazo de pensamientos del pasado o expectativas del futuro, cuando esta se vaya hacia esos pensamientos tome el control y dirija sus sensaciones hacia el presente, algunos estímulos sensoriales tales como respirar profundo, le ayudarán.

Dejar de preocuparse por la opinión ajena

Deje de preocuparse por cómo lo ven y perciben los demás, de esta manera abandonará las presunciones acerca de lo que puede pasar y hasta imaginar enemigos en donde no los hay.

Acabar con el ruido mental

En una conversación preste atención a lo que le dice su interlocutor mírelo a los ojos y disfrute de su compañía, así acabará de una vez por todas con ese ruido mental sin sentido.

Aceptar el dolor para poderlo superar

Los momentos de dolor asúmalos en su totalidad, vívalos y no trate de ignorarlos, permítase sentir miedo, culpa, tristeza, enojo e impotencia, así podrá reconocerlos y dejarlos ir poco a poco también les quitará el poder de transformarse en un sufrimiento que no lo dejará vivir en paz.

Disfrute por fuera de la rutina

Regrese a lo natural, acabe con las rutinas que lo robotizan y haga que sus días sean algo más que levantarse, ir a trabajar y regresar a casa. Entre esas etapas existen experiencias maravillosas que no puede negarse a vivir baile, lea, pinte, cante en fin, disfrute de alguna actividad que lo saque de la monotonía.

Ser conciente paso a paso

Recuerde que la vida es un camino que sólo usted puede recorrer consciente y atento a todos sus colores, ningún día será igual y la manera como usted decida andarlo lo acercará a la felicidad que no es más que una forma de vivir, no una meta a la que está pretendiendo llegar.

Imagen cortesía de: http://elacorazado.mx/

 

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.