Escuela de Familias para Niños con Discapacidad

En cualquier etapa de la vida en la que la persona se siente desorientada sobre un tema en concreto, es un signo de inteligencia emocional consultar una fuente de información y asesoramiento. Del mismo modo, también sucede que cuando los padres tienen un hijo con discapacidad se enfrentan al gran reto de amar al niño de una forma incondicional pero sin sobreprotegerle.

Vivimos en una sociedad que implica un estilo de vida exigente marcado por el ritmo acelerado en la conciliación laboral. La Fundación Mapfre realiza una excelente labor pedagógica y ofrece Orientación personalizada a través de la Escuela de Familias y Discapacidad. Esta escuela ofrece herramientas de formación práctica a familias que apoyan con su acompañamiento diario y su amor incondicional a personas con discapacidad.

Escuela de Familias para Niños con Discapacidad
Escuela de Familias para Niños con Discapacidad

Amar sin sobreproteger

Esta escuela tiene como objetivo fundamental apoyar a las personas con discapacidad y a su entorno más cercano con el objetivo de buscar el bien común puesto que el bienestar de todos los miembros de la familia también aumenta la calidad e vida. Se trata de una escuela que también impulsa un concepto positivo de la discapacidad potenciando la autonomía personal y la búsqueda de la felicidad en las personas con discapacidad.

Desterrando, de este modo, prejuicios negativos. Se trata de crear una mayor conciencia social sobre lo importante que es ayudar a que las personas con discapacidad sean protagonistas y no actores secundarios en su propia vida y puedan tener un desarrollo personal y profesional.

La Escuela de Padres y Familias también lleva a cabo talleres de formación. El próximo día 3 de octubre en Valladolid se imparte la charla “El arte de acompañar el desarrollo de las personas con discapacidad sin sobreproteger”.

Programa de acceso al empleo

Además, el programa Juntos Somos Capaces es un programa de Integración Laboral para Personas con Discapacidad que facilita el acceso al empleo. Puesto que una sociedad desarrollada y equitativa es aquella que integra en su sistema laboral a profesionales con talentos y capacidades diferentes. Para ello, es necesario crear una sensibilidad de compromiso social en las empresas.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.