El cigarrillo electrónico y sus efectos psicológicos para dejar de fumar

Muchas personas se acercan a profesionales de la psicología para intentar abandonar conductas adictivas, y una de las más complejas es la de los fumadores, a causa del alto nivel de adicción que genera la nicotina. Diversos expertos han explorado, entre otras alternativas para reducir la tendencia a fumar, que el uso de cigarros electrónicos puede ser positivo, reduciendo y limitando el consumo de cigarrillos tradicionales. En este post, exploramos cuales son algunos de los beneficios y propuestas que el cigarrillo electrónico puede añadir en tu lucha contra el cigarrillo.

cigarrillo electronico

Cigarrillos electrónicos para dejar de fumar

La clave de los cigarrillos electrónicos es que no generan la adicción física del tabaco porque no poseen la sustancia adictiva que buscamos evitar: la nicotina. Este tipo de dispositivos permiten comenzar a reducir notablemente el consumo de cigarrillos, y esto influye psicológicamente en los pacientes ya que empiezan a percibir que pueden recuperar el control sobre sus vidas y acciones.

Vapear ayuda a cambiar el comportamiento y la postura mental respecto al acto de fumar siempre y cuando se realice una práctica consistente y estable en el tiempo. También ayuda a disminuir los efectos nocivos de la abstinencia. Los expertos tienden a recomendar el uso de cigarrillos electrónicos como tratamiento para reducir y dejar definitivamente el tabaco, con resultados mucho más positivos en cantidad respecto a métodos utilizados en el pasado.

El vapeo para dejar de fumar

El aporte psicológico positivo del vapeo para ayudar a dejar de fumar está siendo fuertemente respaldado por distintos expertos, como los que trabajan en el Instituto de Salud Pública de Inglaterra y han indicado que el cigarrillo electrónico ayuda a desacostumbrar a casi el 65% de los fumadores.

El uso de soluciones Vaper sin nicotina son la clave para que los fumadores empiecen a dejar de fumar cigarrillos tradicionales. El departamento de sanidad de Reino Unido indica que es un 95% menos dañino que el tabaco, recomendando fuertemente su uso para abandonar el cigarrillo convencional.

En materia psicológica, el vapeo ayuda a reducir la ansiedad y los efectos negativos de la abstinencia porque el fumador está realizando la actividad con otros componentes. Al no haber nicotina, la adicción física se reduce. El vapeo permite utilizar líquidos para vapear de diferentes sabores y con niveles de nicotina reducidos, y así ir dosificando hasta que sea nulo. Es un aliado a la hora de plantearse abandonar el cigarrillo, pero sabiendo que es una lucha compleja en la que tenemos que tener mucha voluntad.

Avances progresivos

Además de la terapia y el apoyo psicológico y emocional, los efectos del vapeo para reducir el consumo de cigarrillos convencionales deben ser acompañados por un objetivo concreto y la voluntad para alcanzarlo. Empezar a reducir el nivel de nicotina es una gran alternativa a la hora de desacostumbrar a nuestro organismo a la nicotina. Avanzando de forma regular en el vapeo, y con el acompañamiento psicológico necesario, hay más chances de tener éxito y de no recaer fuertemente en el consumo de cigarrillo convencional sabiendo que las adicciones son una lucha del día a día.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.