Las apuestas deportivas y el peligro de adicción

Las apuestas deportivas son una actividad muy normal para algunos porque es una forma de disfrutar de los deportes probando suerte para poder ganar dinero extra, pero por el lado contrario es también una adicción muy grave para otros. El crecimiento imparable del sector del juego en los últimos años, sobre todo después de su regularización, ha creado nuevos adictos que desgraciadamente son cada vez más jóvenes.

apuestas deportivas y el peligro de adiccion

Los síntomas de una adicción son casi siempre iguales sin importar el tipo de adicción, pero la ludopatía se conoce como enfermedad relacionada con la falta de control de una persona de su impulso de apostar con dinero real en juego de azar o apuestas deportivas. Sin embargo, el problema de los adictos se puede prevenir si se tienen en cuenta los siguientes factores: conocer bien la plataforma online y su manera de operar y conocer unas pocas medidas de protección que vamos a mencionar a continuación.

Encontrar una plataforma transparente y honesta donde el apostador estará protegido de todo tipo de peligros online, incluida la adicción, es algo imprescindible. En la red abundan las páginas de apuestas y son realmente pocas las que realmente cumplen todos los requisitos legales para la prevención de la ludopatía y ofrecen varias formas de protección a sus clientes. Los operadores listados en la página mejorcasadeapuestas.net son clasificados y evaluados según distintos criterios, entre los cuales están el aspecto legal y las licencias válidas que garantizan la seguridad en las transacciones de datos personales y sensibles, la prohibición del acceso a menores de edad y por supuesto la prevención de la ludopatía.

En una plataforma legal y regulada, cualquier apostador con problemas con el juego tiene a su disposición la opción de autoexclusión que le permite inscribirse en el Registro General de Interdicción de Acceso al Juego (RGIAJ). La inscripción en este registro significa que todos los operadores de apuestas legales tendrán prohibida la participación del usuario autoexcluido en todos los juegos de azar y las apuestas ofrecidas en su canal. El período de la prohibición estará en vigencia por un mínimo de 6 meses y se puede cancelar una vez transcurrido este tiempo. Durante el tiempo de autoexclusión el operador no enviará ningunas ofertas al usuario para hacerle cancelar su decisión de mantenerse lejos de las apuestas.

Por supuesto los jugadores que creen que pueden controlar sus impulsos de apostar y que esta actividad no afecta en absoluto su vida familiar, laboral o social, entonces simplemente disfrutarán de las apuestas deportivas de una manera razonable. El control de las emociones es parte del juego responsable y es necesario tener la cabeza fría para poder tomar decisiones correctas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.