Cómo Liberarte de Todas las Ataduras Internas

La vida es sencilla, al menos, más sencilla de lo que nosotros la hacemos. Tenemos la capacidad de complicar las cosas por dar más vueltas de las necesarias a los asuntos cotidianos. ¿Cómo liberarte de una vez por todas de todas las ataduras internas?

Miedo al qué dirán

El miedo al qué dirán es uno de los más habituales y también, uno de los más negativos. ¿De verdad te importa qué opine el vecino de ti o qué dice de ti un conocido cuando tú no estás delante? Piénsalo con objetividad: son personas que no están en tu núcleo vital, por tanto, haz oidos sordos y no pierdas tu energía en esto.

El miedo al qué dirán es especialmente frecuente en los pueblos pequeños pero también, en aquellos jóvenes que han crecido en familias conservadoras y tienen miedo de llevar la contraria a la autoridad paterna. Recuerda que no tienes que dar explicaciones a nadie sobre tu vida más que a ti mismo.

Miedo a la soledad

Tenemos muchas ataduras que nos condicionan en nuestras relaciones personales. Personas conocemos muchas pero las relaciones personales deben regirse por la calidad y no por la cantidad de amigos que tienes. El concepto amigo es mucho más profundo que el de tener un contacto en Facebook.

Aprende a decir no a favores que crees que no tienes por qué hacer. Marca límites a personas que se entrometen en tu vida. Borra los teléfonos de contactos con los que no te apetece quedar porque cada vez que quedas, vuelves a casa desanimado.

Disfruta de ti mismo y de tu propia compañía.

Conflictos de la infancia

Es posible sufrir en la etapa adulta conflictos de la infancia que siguen ahí como un eco negativo que causa mucho daño y mucho dolor. No dejes que tu niñez o tu adolescencia te condiciones porque la historia no tiene por qué volver a repetirse. Recuerda que tú ya no eres el mismo de entonces: has crecido y evolucionado.

1 comentario en Cómo Liberarte de Todas las Ataduras Internas

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.