Cómo sobrellevar la crisis

Nadie puede negar que la crisis económica le afecta, a menos que sea un afortunado miembro de esos pequeños grupos acaudalados que no tienen que preocuparse por las cuentas, la crisis está aquí y nos afecta. No podemos cerrar los ojos a la realidad y es algo que no debemos hacer, lo mejor es enfrentar la adversidad y tratar de seguir adelante. No es fácil, nadie ha dicho que lo sea, pero la crisis nos causa algo más que el dejarnos sin recursos, y por ese costo en salud mental que supone, es que debemos trabajar para sobrellevar la crisis con paciencia.  Como ya hemos dicho en otros artículos, todo puede estar sujeto a mejorar, si como también te contamos la tristeza se cura, la depresión mejora y la crisis puede sobrellevarse.

Hay que organizarnos aún más, si antes solíamos pasear más ahora debemos enfrentarnos a la realidad que ya no es posible tanto que debemos conformarnos con menos, pero que la única manera de que podamos sortear los efectos de la crisis en nuestra vida, es asumir algunos cambios. Limitar nuestros gastos, salir menos que no implica no salir nunca, reducir los costos comprando productos más accesibles y prescindiendo de lo que es superfluo, te maravillará confirmar cuántas cosas puedes ahorrarte cuando te tornas más organizada y más realista sobre la situación actual.

Todo esto lo hemos escuchado es cierto, pero también es cierto que debes tener en cuenta que, asumir la crisis es parte vital para tu salud mental. Cuando sigues llevando el mismo tren de vida, que cuando tu salario parecía valer más, y cuando te niegas a hacer cambios; estás lejos de solucionar tus problemas. Sigues viviendo una vida con menos dinero y eso te estresa. Al costo de limitar nuestros gastos tendrás que agregarle la cuota que pagas en ansiedad, malhumor, ulceras y otros males ligados estrechamente al estrés. Así que ser realista y organizarte es lo que hay, y debes asumirlo desde ya.

Y bien, antes de verte ante los síntomas de la depresión u otros que denotan la ansiedad y la preocupación que te causa la crisis. Toma nota de, organizarte es mejor siempre, lleva un recuento de tus gastos y prescinde de los que no son importantes, ahorra haciendo compras en mayor cantidad o aprovechando las ofertas, si comprabas más empieza a comprar solo lo necesario y si ganas menos de lo que ahora cuesta la vida, piensa que limitando unas cosas, podemos salir adelante. Es solo hacer pequeños cambios, no queremos que te prives de tu medicina si la necesitas, pero quizá comprar zapatos que no necesitas o dejarte llevar por el entusiasmo de las rebajas, no sea tan saludable. Empieza a pensar detenidamente antes de comprar, vas a ahorrar y te vas a sentir mejor.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.