Cómo Solucionar las Discusiones de Pareja

Las discusiones de pareja son complejas. ¿Cómo puedes solucionar estas diferencias? En este post te damos las claves.
Cómo Solucionar las Discusiones de Pareja

Las discusiones de pareja pueden ser muy incómodas. Las discusiones necesitan soluciones. ¿Cómo afrontar las diferencias? En Psicología y Autoayuda te lo contamos.

1. Yo gano, tú ganas

¿Qué significa este mensaje? Que a partir de ahora, cuando te sientes a hablar con tu pareja para resolver un tema importante, dejes de posicionarte desde la perspectiva “yo gano, tú pierdes”. Así actúas cuando consideras que tener la razón significa derrotar al otro. ¿Cuándo es más feliz el amor? Cuando las decisiones que tomas en pareja, no solo son un beneficio para ti, sino también, para la persona que tanto quieres.

2. Yo estoy bien, tú estás bien

¿Qué significa esta frase? Cuando tú pareja está bien, tú también lo estás. Cuando tu pareja no lo está, tú te sientes peor. El bienestar de tu pareja, influye en ti. Por tanto, intenta buscar tu propio bienestar para potenciar también el de tu pareja y a la inversa. Aunque el amor no es dependencia, cuando compartes tu vida con una persona, aquello que le afecta, también te influye de algún modo.

3. Escucha activa

¿De verdad escuchas a tu pareja cuando te expone su punto de vista? Si estás deseando que termine para continuar tú con tu discurso, si en realidad te estás anticipando a la respuesta que quieres darle, si estás juzgando su punto de vista desde tus propios prejuicios, entonces, no estás escuchando de verdad.

Apaga el teléfono móvil cuando estés tratando un asunto importante con tu pareja. Y si en ese momento no tienes tanto tiempo como te gustaría para abordar ese asunto, entonces, programa una cita para el día siguiente. Haz lo mismo si estás cansado y no te sientes de buen humor.

5. ¿Por qué discutes?

Algunas discusiones se producen en modo automático. Intenta poner conciencia a tu comportamiento. ¿Cuál es la razón de ser de esta discusión? Es importante que recuerdes el motivo, especialmente, porque a veces, se produce un efecto de acumulación de asuntos pendientes de resolver. Recordar el motivo de la discusión puede darte la perspectiva en muchos momentos.

6. Haz preguntas abiertas

Existen distintos tipos de preguntas en una relación de pareja. Las preguntas cerradas son poco creativas porque la respuesta se reduce a los monosílabos de “sí o no”. Sin embargo, las preguntas abiertas son aquellas que permiten que el interlocutor tenga una mayor capacidad expresiva para dar sus argumentos. En tu relación de pareja, es importante que hagas preguntas, en lugar de hacer tantos supuestos.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.