Vivir en la Soltería

solteroPensar que la soltería es un estigma del que debe sentirse avergonzado, es algo totalmente equivocado y algo muy frecuente para las personas que viven solas, porque no encontraron la persona ideal, o porque sus planes de vivir en pareja por problemas  fracasaron, por un divorcio, por una viudez o el abandono.

Conscientes de que cada día hay más personas solteras por una u otra razón, parece ser que todos deberían vivir una vida entregada a encontrar esa persona cueste lo que cueste, lo que podría interpretarse como una forma positiva de ver la vida, pero que en muchos casos oculta tras los constantes fracasos de relaciones que no fructifican, una persona frustrada y dolida por vivir soltera.

El no tener pareja no implica ser desdichado.

Y todas esas personas a las que la misma sociedad, parece condenar por no tener pareja, se dejan llevar por el sentimiento de sentirse limitadas en su existencia. Esto es también un sentimiento negativo que no tiene razón de ser.

El hecho de no tener pareja no implica que se deba por lógica ser desdichado, todo lo contrario, el sentirnos felices en soledad como en compañía es una decisión personal que podemos asumir por nosotros mismos.

Es cierto que en alguna medida el ser humano requiere de una persona con quien compartir sus logros y sus fracasos, pero eso tampoco quiere decir que de no tenerla no se pueda disfrutar de lo que se tiene.

Hay que tener una mente abierta sobre el tema.

Hay que trabajar en mantener una mentalidad abierta sobre el tema.

Puedes estar solo y sentirte bien, buscar pareja con apremio no puede menos que conducirnos al fracaso. Nos vemos exigiéndonos encontrar en cada persona alguien especial y preguntarnos constantemente si existe la media naranja que complete nuestra vida y tomamos decisiones que luego nos pasan la cuota de amargura y desencanto. Es imperativo asumir que si has de encontrar pareja, eso ocurrirá sin que tengas que emprender una búsqueda frenética y sentirte agobiado sino lo logras.

Hay que trabajar sobre la confianza personal, interesarse por nuevos pasatiempos y buscar aquellas ocasiones y ocupaciones que nos permitan conocer más personas. Esto no solo sirve a tu deseo de encontrar alguien que te ame y a quien amar, sino que aumenta las posibilidades de concentrarse en otras cosas y otros pensamientos. Recuerda siempre que la soltería es algo que atañe solo a ti y que la opinión de los demás no debe influir en sobre cómo te sientes al respecto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.