Entrenar la mente para mejorar la vida

Entrenar la mente y mantener una buena agilidad mental es un componente esencial para disfrutar de un estilo de vida activo y animado. Entrenar la mente para razonar es tan importante como ejercitar el cuerpo y, por lo tanto, es fundamental mejorar el rendimiento cognitivo como lo haría con un deporte normal.

Pero, ¿cómo aprender a entrenar la mente? La agilidad mental se puede lograr de varias formas. Puedes agregar ejercicios mentales, rompecabezas y nuevas actividades a tu rutina semanal. Hábitos simples que no solo mejoran la memoria para aprender nueva información, sino que también protegen al cerebro del envejecimiento prematuro y de ciertos tipos y causas de demencia. Ejercicios sencillos que también mejorarán la autoestima y la calidad de vida en la edad madura. Pero realmente ¿qué es la autoestima? El buen estado de nuestra salud mental hace que nuestra autoestima, o cómo nos vemos y apreciamos a nosotros mismos, se mantenga estable.

Maneras de entrenar la mente

Mantenerte mentalmente activo durante toda tu vida es esencial para mantener tu memoria eficiente y tu cerebro en la mejor forma posible. Hay muchas actividades que pueden ayudar a mantener activas las neuronas, como:

  • Leer
  • Crucigramas
  • Juegos de memoria o estrategia
  • Rompecabezas

Pero lo que realmente tiene un gran impacto en el cerebro es el hábito de continuar estimulándolo y educándolo. A continuación te mostraremos 5 ideas para mantener ry cerebro en movimiento.

Intenta desafiar continuamente a tu cerebro, participando en actividades y habilidades que son completamente desconocidas para ti, cada nueva acción abre nuevas puertas y nuevos caminos: crearás nuevas vías neuronales.

Otra de las cuestiones claves, es algo que muchas personas manifiestan: ¿cómo mejorar mi autoestima y seguridad en mi misma?​ Este entrenamiento mental es imprescindible tanto para la autoestima como para aumentar nuestra seguridad.

1. Aprende algo nuevo

Las investigaciones han demostrado que las personas que continuamente aprenden cosas nuevas a lo largo de sus vidas tienen menos probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y la demencia. Trata de aprender nuevos conceptos para que siempre des un empujón a tu entrenamiento mental y salgas de tu zona de confort mental.

Prueba algo que requiera un conjunto de acciones completamente diferente a tus actividades habituales: aprender a hacer pizza o merengue, por ejemplo. Si cocinar y bailar son un juego de niños para ti, prueba con Sudoku o crucigramas. El punto es: cuanto mayor sea la diferencia con tus pasatiempos y actividades normales, mayor será el beneficio para tu cerebro.

Si te gusta leer o tienes pasión por el ajedrez, no tienes que renunciar a ello, solo dedica un tiempo a esforzarte más allá de los límites conocidos por tu cerebro, por ejemplo, aprender un idioma extranjero o un nuevo instrumento musical son excelentes maneras para revitalizar la mente.

Recuerda: cambiar tus hábitos de leer novelas históricas a ensayos probablemente no afectará mucho la actividad neuronal. Aprender algunas oraciones en japonés o aprender un idioma si traerá una mejora notable.

2. Ponte a prueba para entrenar tu mente

Los juegos y actividades que involucran múltiples características o que requieren interacción y organización parecen brindar la mayor protección contra el deterioro cognitivo. Los juegos de rompecabezas y estrategia ofrecen al cerebro un desafío difícil, además de que aumentan la capacidad de formar y mantener asociaciones cognitivas, así como crucigramas y sudoku.

Por otro lado, los   juegos de mesa o de cartas añaden un componente social. Esto te permite fortalecer tus músculos mentales compartiendo un buen momento con tus seres queridos.

3. Agrega variedad a tu rutina

Incluso cambiar tus hábitos puede ayudar a mejorar la agilidad mental. Lleva a tu perro a un parque diferente, compra en una tienda de comestibles en la que no estés familiarizado, toma una ruta diferente para ir al trabajo o la escuela… Cambiar los hábitos diarios de forma regular crea nuevas vías cerebrales y fortalece las conexiones existentes. Cambiar de hábitos le da a tu vida un toque fresco y la hace más estimulante.

4. Ejercicio para la mente

El ejercicio tiene muchos efectos positivos en nuestro cerebro y la combinación de ejercicio físico y mental es la mejor receta para prevenir el deterioro cognitivo. Las investigaciones han demostrado que mantener una buena frecuencia cardíaca puede ayudar a las personas mayores a mantenerse mentalmente activas.

Muchos estudios, como el publicado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (EE. UU.), Han encontrado una mejora notable en la salud del cerebro en los adultos mayores que comenzaron a practicar 40 minutos de caminata rápida tres días a la semana durante un año. Esto significa que es hora de inscribirte en clases de aeróbic, sacar la bicicleta del sótano o entrenar para una carrera de 5 km.

mente sana

5. Comprometerte con algo todos los días

Comprometerte con algo todos los días no significa terminar un crucigrama o practicar un idioma extranjero todos los días. Solo significa que, de alguna manera, debes mantener tus músculos mentales en movimiento con frecuencia, incluso durante unos minutos. Hay varias aplicaciones en la red que pueden ayudarte a estimular tu mente y entrenarla. Algunos de los más efectivos y estimulantes son:

  • Einstein entrena la mente: un entrenador personal para tu cerebro. Los ejercicios de estimulación cerebral probados como parte del desarrollo del “Entrenamiento mental con el Dr. Kawashima ” un conocido neurocientífico japonés e investigador del Alzheimer, que ya ha dirigido con éxito otros proyectos de entrenamiento mental.
  • NeuroNation:  un estudio reciente realizado por la Universidad Libre de Berlín demostró la eficacia del entrenamiento mental de NeuroNation. Todos los ejercicios fueron creados en colaboración con neurocientíficos famosos y están basados en investigaciones científicas de vanguardia.

Para aquellos que no quieran quedarse pegados a teléfonos móviles y tabletas, no podemos dejar de mencionar el más famoso de los rompecabezas y el más vendido de la historia, el cubo de Rubik. Tiene 9 cuadrados en cada una de sus 6 caras, por un total de 54 cuadrados que se diferencian en color, con un total de 6 colores diferentes.

El objetivo del juego es rastrear la posición original de los cubos haciendo que el cubo tenga el mismo color para cada cara.

Entrenar tu mente a través de estos sencillos ejercicios mentales puede mejorar significativamente las habilidades cotidianas importantes, como los tiempos de reacción (piensa en conducir), mejorar la comprensión de señales e instrucciones (lectura y memoria), ayuda a resolver problemas y, en última instancia, mejora la calidad de vida.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.