Aportes de la terapia psicológica en niños y adolescentes

Con el paso de los años, la terapia psicológica se ha ganado un lugar entre los diferentes métodos de tratamientos de dolencias, síndromes y diferentes cuadros relacionados con la salud mental de las personas. Conseguir una personalidad fuerte, estable y conocedora de las propias limitaciones y conflictos, forma parte de una vida saludable, por eso el trabajo del psicólogo en Sevilla y otras localidades españolas respecto de los jóvenes, es fundamental. En este post analizaremos las alternativas de atención en la localidad, así como los aportes a la calidad de vida de un psicólogo infanto-juvenil.

psicología adolescente

Mejorando el desarrollo emocional

Una de las claves que el psicólogo infantil en Sevilla y otros puntos de España debe explorar, es el de las emociones, su desarrollo y expresión. Para los adolescentes suele ser un tema conflictivo, ya que dependiendo del entorno donde crecen puede haber ciertas restricciones acerca de la expresión de los sentimientos. Además hay una construcción social que poco a poco está cambiando, pero que sigue vigente y explota la imagen del hombre rudo y capaz de enfrentarse solo a cualquier dificultad.

A medida que los pacientes crecen, la atención de una psicóloga de adolescentes en Sevilla puede servir como medio canalizador de las dudas y emociones que surgen, y que los jóvenes no saben cómo expresar hacia afuera.

La importancia del ejemplo

Niños y adolescentes crecen y replican en el exterior lo que ven en su entorno cercano. Como padres, tutores o familiares cercanos, es importante que prediquemos con el ejemplo aquello que les aconsejamos. De lo contrario, estaremos creando en ellos una situación de conflicto, de contradicción, que seguramente termine manifestándose en algún problema de conducta.

El trabajo regular con una psicóloga en Sevilla puede servir como un apoyo para detectar aquellas situaciones que le generan contradicción al niño o adolescente. Partiendo de ese punto, es posible comenzar a trabajar sobre los comportamientos y conductas, encontrando las maneras de expresar, procesar y actuar sobre las sensaciones que eso genera.

La conversación abierta y franca

Muchas veces, los adultos creen que conversar abiertamente con los niños y adolescentes puede suponer una complicación. Si bien es cierto que dependiendo las edades, hay que diseñar esquemas de diálogo diferentes, callar y evitar la puesta en palabras nunca es positiva. Es importante encontrar estrategias que, de acuerdo a la edad, nos permitan poner en palabras lo que sucede.

Invitar a los niños y adolescentes a hablar de sus problemas, crear un entorno en donde no sean juzgados y donde se puedan resolver y disipar sus dudas, es un gran aporte a la salud mental de toda la familia. En muchas ocasiones, evitar los problemas y hacer de cuenta que no existen, es contraproducente.

Indicios de preocupación

En el comportamiento de los niños y adolescentes, es importante estar atentos a diferentes señales que pueden indicar alguna preocupación. Desde cambios en el sueño o en el apetito, hasta contestación o problemas con la autoridad, así como modificaciones repentinas en amigos. Si percibes alguna de estas conductas, puede que sea un buen momento para sentarse y hablar sobre la ayuda de un psicólogo especializado en la niñez y la adolescencia, para así poder transitar con ayuda profesional, cualquier complicación.

Desde Avannzapsicologos estaremos encantados de ayudarle.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.