Practicar yoga con tu pareja para fortalecer el vínculo (Parte II)

Practicar yoga con tu pareja para fortalecer el vínculo

Un segundo artículo en el que hablaremos acerca de los beneficios que aporta la práctica del yoga en pareja. Los invitamos a leer el artículo anterior en el que hemos tocado el tema.

Contacto físico. El contacto físico con las personas que queremos es muy importante, todos lo necesitamos. Gracias al yoga se puede mejorar este aspecto con las parejas, porque invita al contacto físico en un estado de relajación mental especial.

El contacto que se establezca se encontrará basado en la compenetración de los cuerpos de ambos miembros de la pareja, lo que será necesario a la hora de conseguir realizar distintas posturas. De esta manera el objetivo es será entender el propio cuerpo y el cuerpo del otro, conectado a un nivel físico.

Los que te hemos mencionado son solo algunos de los beneficios que aportará el yoga a la pareja, pero sin lugar a dudas son muchos más. Incluso se pueden obtener muchos beneficios a nivel individual que tendrán efectos positivos en la relación.

Tengamos presente que el yoga es una disciplina que no tiene limitaciones, o sea, se puede practicar por cualquier persona. No tiene importancia ni la edad o si se está en forma o no. Cualquier pareja puede sacar beneficios del yoga en pareja, y así poder fortalecer de esta manera la relación.

Beneficios del yoga para la salud

A continuación nos referiremos a los beneficios que aporta el yoga a la salud. La realización de determinadas posturas también ayudan a los órganos internos.

Cuando una persona vive en continuo estado de estrés se encuentra en una constante amenaza a su felicidad volviéndose más vulnerable a las enfermedades. Se podrán obtener beneficios del yoga para la salud si se decide poner en práctica este fantástica disciplina.

Tengamos en cuenta que el yoga se encarga de ofrecer las herramientas necesarias para un estilo de vida más saludable. Son muchas las personas que realizan esta actividad para mejorar su estado de salud mediante el fortalecimiento del organismo. Otras personas, contrariamente, acuden a la disciplina para poder calmar los pensamientos que perturban su mente.

En un segundo término podemos decir que esta disciplina tradicional tiene como objetivo conseguir la armonía consigo misma. En el aspecto físico el yoga se encarga de corregir los desequilibrios en el cuerpo, por ejemplo, los dolores lumbares, la fatiga, la depresión y el estrés. Mediante las distintas posturas y ejercicios de concentración forman parte de las prácticas del yoga.

Los cambios saludables que podemos tener en nuestro estilo de vida aportan a un perfecto estado de salud física y mental, generando pensamientos que sean positivos y mucho más optimistas. Una de las principales motivaciones es la búsqueda de la paz interior y poder tener una mejor percepción del entorno.

Todos conocemos que desde hace miles de años se han comprobado los beneficios que aporta el yoga. Su práctica permite la unión del alma individual con la divinidad, complementando la percepción del ‘yo’ espiritual y no material.

Empezar a practicar yoga es esencial para cuidar la mente y el cuerpo.

El yoga ayuda a mejorar la aptitud física. Para comenzar el yoga no se trata de realizar posiciones extrañas o complicadas, las posturas permiten mejorar la condición física. Por ellas se podrá tonificar diferentes partes del cuerpo por medio de la realización de posturas denominadas asanas.

Su practica regular incrementa la capacidad el trabajo generando alivio de la tensión y el estrés que se acumula en el día.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.