Qué es el pensamiento mágico

Qué es el pensamiento mágico

En la siguiente entrada hablaremos acerca del pensamiento mágico. Comenzaremos por decirte que se trata de una idea irracional que carece de fundamentos o de sustento lógico. Estas ideas se basan únicamente en la superstición o suposición, la creencia de que algo puede existir.

Se trata de creencias que se consideran como una realidad, esta conducta suele originarse en la niñez ya que la imaginación de los niños es ilimitada. Además, muchas personas y familiares que viven cerca de los niños son quienes inculcan este tipo de pensamiento, por ejemplo, la decirles cosas como que si se portan mal Santa Claus no les traerá regalos.

Objetivo del pensamiento mágico

Este tipo de pensamiento, sin lugar a dudas, tienen un objetivo. Las personas llegan a tener este tipo de ideas como una forma de mecanismo de defensa ante algunos problemas que no pueden tener una respuesta lógica.

Otro objetivo de este tipo de pensamiento es calmar la ansiedad al querer dar una respuesta a algo que no se entiende, el estrés puede generar un alto nivel de estrés cuando intenta comprender algo.

Al tener este tipo de creencias que no se cuestiona puede generarse un gran impacto en la vida. En los casos más graves podemos estar frente a un cuadro de esquizofrenia. Si una persona está segura que puede volar lo puede llevar a aventurarse de grandes alturas poniendo en peligro su vida. Una idea que es delirante puede generar daño a la persona que lo padece o a terceras personas.

Esta idea se emplea en psicología y antropología para referirse a las atribuciones ilógicas de causalidad que se realizan sin pruebas empíricas, especialmente cuando la persona cree que sus pensamiento pueden tener consecuencias en el mundo exterior, sea por la propia acción o por la intermediación de eventos sobrenaturales.

Los expertos en la materia señalan que este pensamiento mágico esta presente en casi todas las culturas, se trata de un proceso natural con base biológica parecido al condicionamiento clásico, por eso se basan en la similitud o en la contigüidad temporal o espacial.

En términos generales podemos decir que el pensamiento mágico se debe a dos hechos: la contigüidad entre los eventos y el pensamiento asociativo, que se trata de establecer vínculos en función de similitudes.

Muchos autores consideran que el pensamiento mágico cumple funciones adaptativas en algunas circunstancias. A la hora de pensar en las causas de este tipo de razonamiento tiende a fallar de manera más habitual que aquel que se basa en pruebas empíricas.

Dentro de las diferentes funciones del pensamiento mágico es la reducción de la ansiedad. Cuando las personas se encuentran en una situación de estrés que no tienen la capacidad de resolver rápidamente lo vinculan con la reducción de la ansiedad con elementos arbitrarios y así obtener una sensación de control. Es normal que ante una fobia una persona lleve muletos, así llega a calmar sus miedos.

En la actualidad, aun pensando que estamos dominados por la lógica, el pensamiento mágico sigue teniendo una presencia importante e incluso puede ser útil en ocasiones.

En algunas ocasiones el pensamiento mágico aparece en los delirios, se den o no en el contexto de un trastorno del espectro de la esquizofrenia. Las creencias irracionales tienden a tener una estructura bastante creíble. En el caso del trastorno esquizotípico y de la esquizofrenia paranoide las creencias las extrañas.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.