Actividad física para la mente

La actividad física, además de ser recomendable para tener un cuerpo sano y gozar de una buena salud, es buena también para la mente y contribuye a evitar la aparición de enfermedades mentales.

Con el ejercicio físico no sólo se consigue adelgazar o aumentar los músculos, también es un remedio buenísimo para los miedos infundados o para superar la depresión.

Salir a correr treinta minutos diarios, por ejemplo, nos hará sentir más saludables y más vivos, además de los beneficios que supone para la mente que nos den un poco el aire y el sol. Por otra parte, la actividad física nos hace disminuir los niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés.

Además de esto, diversos estudios demuestran que las enfermedades mentales propias de la vejez reducen el riesgo de aparición si la persona ha llevado una vida sana y marcada por una actividad física constante. Por lo tanto, se puede decir que el ejercicio físico contribuye a que llevemos una vida más plena y feliz, así como a no sufrir demencia cuando lleguemos a ancianos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.