Alimenta Tu Autoestima a través de la Comida

El ser humano tiene hambre de comida no sólo a nivel físico sino también, emocional. A nivel anímico, una persona tiene hambre de cariño, afecto, amor, reconocimiento… ¿Cómo puedes alimentar tu autoestima a través de la comida?

Cinco consejos para alimentarte mentalmente

1. En primer lugar, apaga el teléfono en la hora de la comida y de la cena para evitar cualquier tipo de interrupción. Desconecta del mundo entero y céntrate en ese instante de relax.

2. Practica la gratitud por tener un buen plato de comida que llevarte a la boca. Piensa que es un privilegio que no tienen muchas personas en el mundo. Aprovecha los alimentos y evita que caduquen productos en el frigorífico sin haberles dado un buen uso.

3. Mastica con calma y con mucha tranquilidad para saborear los alimentos como si fuesen un caramelo que se deshace en la boca. Comer con prisa es perjudicial para la autoestima porque no te dedicas el tiempo necesario a ti mismo.

4. Come acompañado siempre que puedas ya que alrededor de la mesa se puede compartir amistad, una buena conversación y emociones. Relaciones personales que no tienen nada que ver con las amistades superficiales de Facebook. De hecho, una celebración es la excusa perfecta para organizar un encuentro con amigos. Este tipo de plan también puede estar orientado al ámbito laboral como bien muestran las comidas de negocios.

5. Disfruta de una alimentación variada y sana. Toma abundante fruta. Y evita la bollería industrial. Si eres goloso entonces, aprende a cocinar y descubre el inmenso placer emocional de poder cocinar platos llenos de color y de sabor que cuidan tu corazón además de endulzar tu vida.

¿Por qué la comida mejora tu autoestima?

A través de la comida puedes mejorar tu autoestima porque a través de la alimentación te das a ti mismo pequeños caprichos que hacen que tu vida sea más bonita. También te brindas atención.

La presión laboral, la sensación de falta de tiempo hace que muchas personas cometan el error de descuidar su alimentación. Y poco a poco, terminan sintiéndose peor consigo mismas.

Imagen: I Mujer.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.