Evitar las Preocupaciones Cotidianas

¿Sueles vivir con muchas preocupaciones cotidianas?

Es normal que cada día tengamos preocupaciones que vienen dadas por nuestro trabajo, pareja, familia, etc, y esto nos puede provocar situaciones de estrés, por lo que a continuación os daremos algunos consejos para que podáis llevar estas situaciones sin que afecte a vuestro ánimo.

Escribir en papel tus preocupaciones. Escribir en un papel todo aquello que nos preocupa, esto ayudará a visualizar e individualizar aquellas personas que nos preocupan. El verlas escritas nos ayudará a quitarle importancia e incluso muchas de ellas nos daremos cuenta que no tiene sentido preocuparse por ello.

Otro consejo y que funciona muy bien es que cada vez que sientas una preocupación coge una moneda de un euro y la guardas en una alcancía. Al final de mes, te sorprenderás de cuánto cuestan tus preocupaciones. Debes de pensar que cada euro es un poco de felicidad que estás perdiendo.

Normalmente cuando estamos preocupados, pasamos parte del día “dándole vueltas a la cabeza”. Si estás preocupado, te aconsejamos que te detengas unos minutos y reflexione, valora la objetividad de la preocupación. Recuerda que tus pensamientos se pueden hacer realidad y que mediatizarán tu comportamiento. Debes pensar algo positivo y sustituirlo por los pensamientos negativos.

No deberías quejarte y preocuparte por todo. Te aconsejamos que hagas una lista con tres cosas por las que estás agradecido. Son muchas las ocasiones en las que estamos preocupados por los problemas que tenemos, pero no le damos importancia al tener salud o simplemente poder escuchar una canción o ir al cine con amigos.

Así que debes cambiar la perspectiva de ver las cosas, ya que las preocupaciones suelen nacer a raíz de un problema, debes ver las dificultades como una oportunidad para crecer.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.