Trucos para dormir bien en momentos de stress

Hay ciertas situaciones en la vida que nos ponen a prueba y eso se ve reflejado en la calidad de nuestro sueño: aquí van una serie de consejos si no puedes pegar ojo por la ansiedad

Dormir 1

Cambia de sitio

A menudo, en los episodios de insomnio acabamos dando vueltas en la cama sin encontrar la posición que nos haga caer rendidos. En ese momento, nuestro cerebro asocia el lugar de manera inconsciente con las dificultades para conciliar el sueño. Por ello, una de las mejores formas es salir de ese lugar para meterte en otro de la casa que todavía esté limpio de esas connotaciones negativas que implica el no poder dormir. Puede ser el sofá o si dispones de otra cama en una segunda habitación.

No revises noticias

Una tendencia muy común entre muchas personas antes de meterse dentro del ‘sobre’ es revisar las últimas notificaciones de su teléfono móvil. Seguro que has oído hablar más de una vez de la luz azul y sus efectos negativos, tanto en la vista como en el cerebro. Esta iluminación que desprenden los dispositivos electrónicos como el móvil o los ordenadores provoca que la mente se active y crea que no es hora de descansar. Para sentir cansancio es necesario moverse, y aunque estés en casa, puedes realizar ejercicios para sentir el cuerpo más relajado Para más inri, la mayor parte de las noticias que inundan las redes hoy en día son negativas. Si crees que estás más nervioso de lo normal por todo lo que está sucediendo, tienes que tener en cuenta que es necesario desconectar para hallar un poco de tranquilidad. Y si lo último que haces al acostarte es abrir de nuevo los diarios para ver las últimas noticias, no estarás haciéndote ningún gran favor.

Haz ejercicios de respiración

Si la sensación de ansiedad e intranquilidad es muy fuerte, lo mejor que puedes hacer es respirar hondo. Túmbate boca arriba y colócate una mano en el pecho de tal forma que puedas sentir cómo el aire invade tus pulmones. Intenta destensar los músculos e inhala profundamente de la nariz hasta el estómago, siente el aire llenando tu cuerpo y aguanta unos segundos. Después, expúlsalo como si estuvieras inflando un globo. A continuación, mantente un rato sin exhalar y siente que el cuerpo está vacío. Justo después, vuelve a repetir el experimento de forma serena y tranquila. Ya verás como te sientes mucho mejor.

Dormir 2

Establece una rutina

Recuerda que para sentir cansancio es necesario moverse, y puedes realizar ejercicios en casa para sentir el cuerpo más relajado. Un buen plan es poner música animada y lanzarte a la pista de baile. Estira los huesos y músculos al ritmo de las canciones. También puedes saltar a la comba. Todo con tal de conseguir que el corazón se acelere y mantener el cuerpo activo. Así, cuando llegues a la cama a la noche, sentirás el cuerpo mucho más cansado y el sueño vendrá a ti sin que te des cuenta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.