¿La autoestima es la clave del éxito?

autoestima1¿De qué depende la autoestima? ¿Es necesaria para el éxito? ¿Se puede ajustar? ¿Qué podemos hacer para mejorarla?.

Podemos decir que si tenemos la autoestima alta podremos enfrentarnos a los básicos desafíos de la vida, creernos competente, apto para los retos y tareas que se nos presenten, y sentirnos merecedores de felicidad. Por otro lado, tener una autoestima baja, seríamos los que nos sentimos incapaces de tomar decisiones, hacer elecciones correctas, enfrentarnos a un cambio y sufrimos por nuestra incapacidad ante esas situaciones. Las personas de baja autoestima suelen tener sentimientos de inferioridad con respecto a los demás, su círculo social se encuentra muy limitado, privándose así de posibilidades amistosas, laborales, etc. Muy relacionadas con la autoestima estarían: la opinión propia, la eficacia personal y el respeto a uno mismo.

Concepto propio

El concepto que tenemos de nosotros mismos se ve afectado por la comparación subjetiva que hacemos con los demás. También está influido por lo que los demás evalúan de nosotros, nuestros éxitos y nuestros fracasos en la vida. La eficacia personal conlleva confianza en nuestra capacidad de pensar, de entender los hechos, de aprender, elegir y tomar decisiones. Confiar y creer en uno mismo, en que uno será capaz de algo, de conseguir lo que desea. El respeto a uno mismo implica reafirmarse en valorarnos, tomar una actitud positiva ante el derecho a vivir y ser feliz, el derecho a sentirte a gusto con tus pensamientos, deseos, necesidades, proyectos…

¿De qué depende la autoestima?

Es durante nuestra infancia, con el cariño y la aprobación adecuada de nuestros padres, cuando se va formando el auto concepto de la persona, un exceso de cariño o sobre protección nos perjudicaría en el crecimiento de nuestra autoestima, si bien lo contrario tampoco sería beneficioso. Los padres deberán dar por tanto un apoyo, reconocimiento y estímulo adecuado que nos permita sentirnos motivados y podamos desarrollar nuestras propias habilidades. La autoestima no depende de aspectos externos, no se basa en materialismo, no necesitamos ser más jóvenes, más lindos, más inteligentes, más famosos o más ricos, tampoco necesitamos tener más amigos para mejorar nuestra autoestima. Muchas personas ricas, lindas, famosas e influyentes, con una vida aparentemente perfecta, tienen graves problemas de autoestima, hasta quizás muchos más que nosotros. Aunque satisfacer nuestras necesidades básicas y contar con buenos amigos, puede hacer que nos sintamos mejor con nosotros mismos, no mejorará necesariamente nuestra autoestima. La autoestima depende de aspectos internos de la persona, de nuestra actitud ante la vida, de la confianza que tenemos en nosotros mismos.

¿Cómo mejorar la autoestima?

Es necesario conocer cómo funcionamos, cuál es nuestra fortaleza, y los aspectos positivos y cuál es nuestra limitación. A partir de ésto, podremos decidir qué aspectos deseamos mejorar y cuáles reforzar. En nuestro plan para cambiar determinadas características debemos ser realistas, debido a que tenemos características que tendremos que aceptar y con las que deberemos convivir, intentando sacar provecho y ver su aspecto positivo.

Imagen cortesía de: http://psicorumbo.com/


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.