Andorra, paraíso Anti-Estrés

 

 

La rutiandorrana diaria, madrugar, ir a trabajar, pelear con los niños a la hora de irse a la cama… y en definitiva, el exceso de obligaciones son factores que pueden estresarnos sin que apenas nos demos cuenta y que a la larga nos pueden pasar factura. En muchas ocasiones, la solución puedes encontrarla fácilmente en unas pequeñas vacaciones que te den un respiro de esa repetitiva rutina que te tiene tan nervioso e inquieto. Es decir, disfrutar de una agenda sin compromisos, en blanco, en la que no hay nada obligatorio ni urgente que hacer, puede resultarnos muy beneficiosa en esa situación.

Pero para lograr una completa recuperación, nuestras vacaciones deben tener algunos factores muy específicos. Tienen que darnos paz y tranquilidad, tiempo para nosotros, para relajarnos, pero también algo de actividad que no suponga un excesivo gasto intelectual. Actividades que pueden pasar por ser actividades de ocio pero también deportivas, o mejor, ¡ambas!

Un destino que reúne todo esto es fácil de señalar, unas vacaciones aquí son compatibles con estas exigencias tan sencillas. Además es un destino que ha logrado fama internacional gracias a sus pistas de esquí y por ser un gran centro de ocio y de compras. Desde la comodidad de tu alojamiento en la zona que tú prefieras –ya sea por localización o por ser la zona más tranquila—podrás desplazarte por Andorra con facilidad, dado que no es una ciudad grande en exceso.

Antes que nada, date tiempo para invertirlo en ti mismo. ¡Vete de compras! Sin duda, después de tanto trabajo duro te mereces darte un capricho, ya sean esas botas de marca de nueva temporada que tanto te gustan o ese móvil de última generación que acaba de salir al mercado. Además en Andorra oferta productos de calidad a precios muy competitivos, incluso en las marcas de gama más alta. ¡Una oportunidad única!

También tienes que mimarte un poco. En Andorra hay una gran cantidad de hoteles con spa y balnearios en los que podrás pasar una jornada de relax total. Entre circuitos de sauna y baño turco, baños de burbujas y cascadas de agua, e incluso en el jacuzzi. Y podrás disfrutarlo tanto solo como con tu pareja.

Si todavía notas que necesitas algo más, no dudes en optar por probar los deportes más populares de Andorra. Esquiar y hacer snowboard te proporcionarán algo que los spas no pueden: adrenalina. La actividad física te permitirá dejar la mente en blanco y disfrutar de nuevas emociones de las que lógicamente no te beneficias durante tu jornada laboral. Si optas por ir en otoño o invierno y la nieve aún no ha llegado, hay otras muchas actividades de montaña que harán la misma función y que son igual de emocionantes: senderismo, barranquismo y rafting son algunos ejemplos. Para colocar la guinda final a tus vacaciones de relax, prueba toda la gastronomía andorrana, probar cosas nuevas también combate la rutina y el estrés. ¡Te sorprenderás a ti mismo volviendo a casa totalmente relajado y mucho más optimista!


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.