ADICCIONES, cómo tratarlas y por qué surgen

Las adicciones son aquellas conductas que le generan a las personas una dependencia hacia determinadas sustancias, comportamientos o acciones. Incluso puede haber personas adictivas, que son aquellas que por más que nos hagan daño nos siguen atrayendo y animando a hacer cosas incluso cuando nos estemos haciendo daño. Las adicciones pueden alcanzar un nivel tal de peligrosidad, que toda la vida del adicto gira en torno a poder seguir teniendo acceso a aquello que lo hace adicto (drogas, alcohol, etc.). La persona afectada empieza a perder el contacto con la realidad y el control de su propia vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la adicción como una enfermedad física y psicoemocional, que crea dependencia o necesidad hacia una determinada sustancia, actividad o relación. Viene acompañada de diferentes signos o síntomas que involucran factores biológicos, genéticos, sociales y psicológicos. Por eso es una enfermedad que debe tratarse de manera multidisciplinar, de lo contrario puede resultar mortal porque es una enfermedad progresiva. Los episodios se van volviendo más regulares, aumenta el descontrol, hay distorsiones cada vez más graves en el pensamiento y una negación hacia la enfermedad que se está padeciendo. No es fácil de combatir, pero se puede trabajar con mucho acompañamiento y un trabajo con múltiples profesionales que ayuden a abordar la problemática desde una perspectiva completa.

¿Cuántas son las adicciones que existen?

Realizar una lista de adicciones única y fija no es sencillo, ni efectivo, porque las adicciones dependen mucho de cada individuo. Por supuesto que existen algunas que se repiten mucho, como la adicción al alcohol o a las drogas, pero incluso se reconocen como adicciones el sexo, el juego e incluso el trabajo. En definitiva, una adicción es cualquier cosa que puede generar que la vida del individuo gire única y exclusivamente alrededor de ello.

Las adicciones cuando son hacia personas suelen definirse como dependencias, pero tienden a cubrir los mismos requisitos y generar los mismos desórdenes en el ordenamiento y control de las actitudes del paciente que lo sufre.

¿Qué origina las adicciones?

En la mayoría de los casos, las adicciones son un reflejo de la insatisfacción del adicto con la realidad que vive. Son conductas que los psicólogos denominan “de evasión”, buscando así evitar la realidad que los rodea pero sin darse cuenta. No son conscientes de su propia insatisfacción. En lugar de buscar ayuda para algo que desconocen, van buscando la satisfacción inmediata que les provee aquel estímulo al que son adictos.

Es poco habitual, sin un tratamiento adecuado, detectar el motivo por el que una persona se vuelve adicta. Una vez detectado el origen de la adicción, el proceso de curación avanza bastante, pero no hay una recuperación total. El camino es largo y cuesta.

Las adicciones tienden a comenzar en pequeñas dosis y en contextos y lugares habituales, para después volverse algo generalizado. Normalmente las adicciones van en aumento y en algún momento toman el control del adicto y su vida, generándole importantes consecuencias negativas para el desarrollo normal de su día a día.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.