5 Formas Fáciles de Elevar el Ánimo

Trucos fáciles y sencillos para elevar el ánimo cuando tienes un mal día y deseas volver a experimentar las bondades de la alegría.
5 Formas Fáciles de Elevar el Ánimo

¿Quién no tiene días de bajón? A veces, incluso, sin un motivo aparente, puedes tener la amarga sensación de un día gris. Sin embargo, en estas situaciones, es conveniente que no te posiciones en un rol de víctima. Es decir, como protagonista, tienes una inmensa capacidad creativa para influir en tu propio estado de ánimo. En Psicología y Autoayuda te damos ideas de trucos fáciles para lograrlo.

Magnesio

La dieta es un antídoto esencial para levantar el estado de ánimo. Pues bien, el magnesio es uno de esos ingredientes que produce un efecto de vitalidad en ti. Ya que aporta un extra de energía y es un ingrediente terapéutico para prevenir el cansancio.

Vuelve a ver tu película preferida

¿Qué película ha marcado tu vida? ¿Cuál es esa historia que cada vez que vuelves a verla te hace sentir renovado? Practica el nesting. Olvídate del mundo y quédate en casa con la compañía de esa cinta que, por mucho que la hayas visto en numerosas ocasiones, hoy te ofrece una nueva perspectiva. En días como este, es conveniente que evites el género dramático porque puede hundirte más todavía el ánimo.

Improvisa un plan

Si piensas en improvisar el plan con una persona en concreto, entonces, corres el riesgo de frustrarte ya que si avisas en el último momento a esa persona, puede que no esté disponible para quedar. Pero si decides tomarte el resto de la tarde libre para ti, entonces, puedes explorar un montón de posibilidades. Cine, agenda cultural de tu lugar de residencia, paseos, merienda en una cafetería bonita, comprarte algún regalo… Tal vez no puedas tomarte la tarde libre por tus circunstancias de trabajo, sin embargo, seguro que puedes encontrar tu propio espacio a partir del horario establecido.

Pide un abrazo

Y recréate en este arte del abrazo desde una perspectiva completa de dar y recibir. Intenta prolongar el tiempo del abrazo durante varios segundos. Siente cómo la otra persona te retroalimenta con su propia energía. Los abrazos te ayudan a descansar el ánimo, sencillamente, porque la otra persona te fortalece a nivel psicológico.

Siesta de relax

A veces, tienes el ánimo realmente agotado y lo único en lo que piensas es en vivir tu siesta como si fuese el mejor momento de la tarde. A veces, es positivo hacer excepciones a esa recomendación que dice que la siesta no debe durar más de veinte minutos. Tú también conoces tu cuerpo y tu ánimo. Es decir, sabes qué te hace sentir bien o qué es aquello que te afecta de un modo negativo.

¿Cuáles son tus trucos para elevar el ánimo y la vida cuando tienes un mal día? Cuando entras en el bucle del desánimo es importante que te posiciones como protagonista, que hagas algo para dejar de estar en ese punto de tanta energía negativa. ¡Porque la vida es cambio y tú eres el líder de ese cambio!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.