Consejos para los familiares de un alcohólico

El alcoholismo es una enfermedad grave, y como tal debe ser tratada. No obstante, el alcoholismo no afecta sólo a la persona alcohólica, sino que sus familiares también se ven abocados a vivir una pesadilla que, en muchos casos, no saben cómo manejar.

Tratar a un alcohólico no es fácil, y es por ello que se ofrecen los siguientes consejos y orientaciones, con el fin de ayudar no sólo al enfermo, sino también a su familia:

Que debemos hacer?

* No se debe amenazar a la persona alcohólica ni hacerle chantaje emocional. Frases como “Si nos quisieras no beberías” sólo provocan que se sienta peor. Es un enfermo que no puede dejar de beber de la noche a la mañana.

* Intentar interesarle por aficiones y gustos pasados, o actividades nuevas, es muy positivo. Se ha de compartir, asimismo, estos gustos y aficiones: el enfermo se siente integrado y en sociedad, lo que le ayudará a superar el alcoholismo.

* Compartir responsabilidades. El bebedor debe integrarse en la vida familiar, compartiendo responsabilidades tales como las tareas domésticas. El logro de pequeñas metas, como hacer la compra o limpiar la casa, aumentará la autoestima del enfermo.

* Se ha de favorecer un buen clima comunicativo. Es muy posible que los problemas con la bebida sean consecuencia de quejas no comunicadas que han ido creciendo.

Ante todo, se ha de recordar que la paciencia y el cariño son esenciales para ayudar a superar al familiar este difícil tramo en su vida. Si bien el alcoholismo es, como comentábamos, una enfermedad, no se trata, pues, de una dolencia incurable.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.