Terapia transpersonal: la conexión más profunda con las emociones

La terapia transpersonal concibe a las personas más allá de los conceptos psicológicos tradicionales, otorgándole un sentido más espiritual y trascendental, con el objetivo de sanar heridas y tener la posibilidad de disfrutar de una vida mucho más plena y feliz. 

El enfoque de esta rama de la psicología está basado en la sabiduría oriental combinada con la conciencia y los conocimientos de la modernidad. El resultado es la capacidad de proporcionar herramientas a los pacientes mucho más poderosas para hacer frente a los problemas, superarlos y alcanzar ese equilibrio perfecto de paz y armonía. En Escuela De Atención, los profesionales tienen disponibles los cursos de formación y todo el material que necesitan para adquirir los conocimientos necesarios sobre este método, que ha demostrado ser sumamente efectivo para ayudar a otras personas.  

terapia transpersonal

¿En qué consiste la terapia transpersonal?

La terapia transpersonal es una rama de la psicología que tiene por objetivo ayudar a las personas a conocerse mucho mejor, y al mismo tiempo, descubrir su propósito de vida. El objetivo de esta terapia es que el paciente descubra su verdadera naturaleza, su verdadero ser, aspecto determinante para entender la base de muchos problemas y solventarlos de forma más rápida y efectiva. 

El psicólogo transpersonal cuenta con los conocimientos básicos y también con más herramientas funcionales para ayudar a sus pacientes, permitiéndoles curarse a través de la conexión más profunda con la esencia de su ser y también con todo lo que les rodea. En este sentido, es importante destacar que la psicología transpersonal no etiqueta a las personas y desarrolla terapias personalizadas, las cuales son mucho más efectivas. 

Además de trabajar los pensamientos, las actitudes y las emociones, la terapia transpersonal va más allá y conecta con esa capacidad espiritual que cada ser humano tiene, y que es tan importante conocer para descubrir el propósito de vida. Al descubrir el sentido o propósito de la vida, muchos de los problemas a los que nos enfrentamos, comienzan a desaparecer, y el resultado es un aumento en la confianza, autoestima y motivación, dejando de lado los vacíos existenciales. 

Este modelo de terapia cumple un rol fundamental dentro de la psicología tradicional, porque expande los límites mucho más allá de lo conocido y no se centra de forma exclusiva en el problema, sino en un concepto mucho más amplio de bienestar general, salud emocional y salud espiritual. Más allá de implementar un tratamiento, el objetivo de la psicología transpersonal es ayudar al paciente para que pueda alcanzar esa sensación maravillosa de máximo bienestar, armonía, equilibrio y felicidad. El control de las emociones y de la mente, tiene un papel fundamental para alcanzar estos objetivos. 

Para lograr los objetivos anteriores, los psicólogos transpersonales estudian temas tan variados como la revolución de la física cuántica y el papel de la nutrición consciente para el bienestar general, hasta la mitología de occidente y oriente. Todo ello para proveer a sus pacientes de las mejores técnicas y herramientas, entre las cuales, destacan la meditación o la respiración holoscópica, por poner solo algunos ejemplos. 

La terapia transpersonal tiene un objetivo terapéutico y si bien utiliza muchas de las bases de la psicología tradicional, también aprovecha otro tipo de herramientas enfocadas en proveer más bienestar a los pacientes. 

Principales ventajas de la terapia transpersonal

Como comentamos anteriormente, la terapia transpersonal se traduce en muchos beneficios, tanto para el profesional, como para el paciente que la recibe. 

A continuación compartimos algunos de los beneficios o ventajas más destacadas de esta rama de la psicología, que cada día es más demandada:

  • Máxima conexión con los sentimientos: la psicología transpersonal va más allá de los conceptos científicos y tiene por objetivo el conocimiento profundo de los sentimientos como vehículo para descubrir el origen de muchos problemas y también para descubrir el propósito de vida. 
  • Integración del ser: es un modelo de psicología que va un poco más allá y ve al individuo como una integración de muchos aspectos, inteligencia, emociones, conocimientos e incluso espiritualidad.
  • No juzga: un precepto fundamental de la terapia transpersonal es que no juzga a las personas. No se colocan etiquetas de ningún tipo, por lo que es más fácil para el paciente abrirse y contar cómo se siente.
  • Herramientas para toda la vida: las herramientas que los pacientes aprenden en cada sesión, después las pueden replicar para toda la vida. Incluso, se anima al paciente a hacerlo, porque se trata de prácticas saludables que fomentan la salud mental, emocional y espiritual. 
  • Reduce el estrés y la ansiedad: es un modelo de terapia altamente efectivo para reducir el estrés y la ansiedad, mediante el aprendizaje de técnicas para conectar con lo más profundo de nuestro ser y conciencia, como es el caso de la meditación. 
  • Ayuda a gestionar las emociones: reconocer las emociones es el primer paso de este modelo de terapia, y posteriormente, aprender a gestionarlas, entendiendo que cada emoción, incluso aquellas que consideramos como negativas, tienen un propósito y razón de ser. Los celos, la ansiedad, la rabia, la tristeza son emociones naturales, lo importante es gestionarlas correctamente para evitar que tomen el control de nuestras vidas.
  • Curar heridas emocionales: esta es la principal razón de este modelo de terapia, que ayuda de una forma más efectiva y profunda a los pacientes para sanar las heridas emocionales que, por alguna razón u otra, no les permiten alcanzar el máximo bienestar emocional. 
  • Propósito de vida: otra de las ventajas más destacadas de la psicología transpersonal, es ayudar a los pacientes, no solo a curar sus heridas, sino también a descubrir su propósito de vida. Este descubrimiento es clave para sentirse vivos y conectados con lo más profundo de su ser.

La terapia transpersonal proporciona, sin duda alguna, muchos beneficios para la salud general, porque está enfocada en el bienestar físico, mental, emocional y espiritual de la persona. Este modelo de terapia ve todas las facetas de los individuos en conjunto, y no por separado, y es justamente en esa visión, donde radica el éxito de este método, con la ventaja adicional de que todas las herramientas aprendidas por el paciente, podrá continuar utilizándolas para cultivar y conectar con ese ser interior donde radica el equilibrio y la armonía. 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.