Consejos prácticos de psicología para afrontar la ansiedad

Controlar la ansiedad no es sencillo, por eso los profesionales de la psicología utilizan diferentes técnicas para trabajar con pacientes que se ven asolados por este tipo de sentimientos. La definición de ansiedad como un estado de agitación o inquietud, fácilmente describe a un gran número de personas a lo largo de todo el mundo, y en el marco de la pandemia de COVID-19 este sentimiento se ha expandido aún más. Por ese motivo, te contamos cuáles son algunos consejos y técnicas que pueden ayudarte a controlar los ataques de ansiedad a la espera de tener una cita con tu psicólogo. Recuerda siempre que la palabra del profesional es fundamental para poder llevar adelante los tratamientos adecuados a cada caso, y así salir adelante.

ansiedad

Ejercicio físico

Cuando realizamos actividad física, reducimos el exceso en la activación del sistema nervioso. De esta forma, conseguimos un sueño más relajante y esto ayuda a que se liberen diferentes sustancias en nuestro organismo tendientes a reducir la aparición de picos de ansiedad.

Sentido del humor

Una respuesta habitual ante los episodios que nos generan ansiedad, es reaccionar de manera negativa y hostil. Un consejo muy extendido para reducir la ansiedad es intentar restarle importancia o darle un contexto de mayor humor a la situación, buscando reducir la seriedad que hace que nuestro cerebro se ocupe únicamente de pensar de forma recurrente en aquello que nos angustia.

Métodos de distracción de la atención

El pensamiento recurrente que nos genera ansiedad es lo primero que tenemos que buscar romper. Por eso, realizar actividades de ocio, salir a pasear, leer o intentar detener nuestros pensamientos de forma explícita se vuelve indispensable ante un ataque de ansiedad inminente.

Estos consejos son únicamente recomendaciones previas a una consulta con el profesional psicólogo que sigue nuestro caso. Recuerda que la ansiedad puede manifestarse de diferentes formas, desde respuestas fisiológicas (en nuestro propio cuerpo, como dolores), respuestas cognitivas (preocupación intensa sin una justificación, miedo desproporcionado ante distintos elementos o situaciones) o respuestas conductuales (cambios de humor, evasión de determinadas actividades).

¿Cómo se manifiesta la ansiedad?

Cada persona manifiesta la ansiedad de manera diferente, pero existen algunos rasgos que pueden servir como indicador de que se necesita ayuda profesional. Los problemas más reconocibles son las fobias, los miedos y reacciones de ansiedad ante un estímulo específico que buscamos evadir a toda costa.

Por otra parte, hay quienes manifiestan la ansiedad a través de ataques de pánico, que se definen como episodios espontáneos de terror sin una causa específica. Algunas personas de repente tienen miedo a perder el control y enloquecer, o sienten asfixia, palpitaciones o falta de aliento.

El trastorno obsesivo compulsivo también es una manifestación de la ansiedad. En este caso, ideas, pensamientos o imágenes recurrentes que generan tensión o compulsiones. Los pacientes que manifiestan de esta manera la ansiedad, a veces pueden pasar bastante tiempo sin hacer terapia, aduciendo que son conductas “de la personalidad”. Lo cierto es que los trastornos son una manifestación externa de aquella ansiedad que internamente afecta al paciente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.